Sunday, February 15, 2009

Mi sobrino Santi

La ley de la vida dice que los fuertes mandan sobre los débiles. Esto casi siempre se traduce en que los grandes mandan sobre los jóvenes, ya sea por fuerza o sabiduría. Por lo mismo, los niños en las familias están destinados a chingarse ante los deseos y las voluntades de quienes los procrearon, o bien, de quienes tienen cierta autoridad sobre ellos.

Ante tal premisa, existe una costumbre, una especie de ley no escrita entre las familias de todo el mundo (las mexicanas suelen ejecutarla con todo rigor): los adultos pondrán a los niños a imitar a tal o cual personaje, o a performear tal o cual gracia ante un público normalmente familiar, que, sin importar si el número es bueno o malo, lo festejará el teatrito al chamaco en cuestión (Estas anécdotas avergonzarán en años posteriores al ejecutante. O servirán como material posteable).

Cabe destacar que ante esta costumbre, lo u.n.i.c.o. que no importa es si el escuincle desea hacer su gracia. Si sí, pues sirve de fogueo para su futuro. Si no, normalmente causa daños irreversibles en la personalidad del chilpayate (creo que nunca antes se había escrito la palabra 'chilpayate'), y se manifiesta en traumas, rencores y resentimientos.

Como yo tenía la gracia de un elefante de la India septentrional (no sé si haya India septentrional, pero este es mi puto post, así que se joden) para bailar, brincar, cantar o realizar cualquier destreza artística, mis "chistes" consistían en declamar las capitales del mundo, identificar las banderas de las naciones, o en cierto target muy particular, enlistar las alineaciones de los equipos del futbol mexicano.

Yo siempre he dicho que sin importar si me caso, me caso y me divorcio, me arrejunto, pimpeo, o sigo soltero por el resto de mi vida, tengo perfectamente claro que quiero tener un hijo. Pero mientras eso sucede, la mejor manera de entrenarse... es vacilar con los sobrinos.

Y aquí entra en escena mi sobrino Santiago.

Vástago de mi primo el Doctor Barrios y mi prima Lolita (no la de Kubrick), Santi se ha desarrollado con un espíritu inmensamente alegre y cotorro. Se ríe hasta porque le sirven chocomilk. Y al verlo utilizar mi Mac, entiendo a mi abuelo cuando se sorprendía al verme usar los controles del Nintendo, mientras yo decía 'pss si está refácil'.

Ahora bien, con Santi he descubierto un cambio radical en la costumbre de inculcar imitaciones artísticas en las nuevas generaciones. Yo recuerdo que mi prima Giovana bailaba Timbiriche y mi hermano contaba chistes pelados. Muy old fashioned.

Los niños de hoy... los niños de hoy imitan a los héroes de YouTube.

Entonces, tras verlo varias veces, decidí plasmar en imágenes este remix de Santi interpretando al Dios Eolo, y el hijo del papá de la Canaca. Disculpen ustedes los cambios de divisas en ciertas oraciones, la improvisación y el intempestivo cambio de personaje. A los artistas, señores y señoras, no se les cuestiona.



Para el Doctor Barrios y Lolita, en estos días difíciles. Y para Santi, que en unos años verá este video y se cagará de risa. O bien, me mentará la madre.

10 comments:

Anonymous said...

Creo que el resultado más probable es que te miente la madre... jajajja

Olivia

Daniela said...

Curiosa y sospechosamente no comentaste tu gracia "exigentosa" para que los demás te cantaran las mañanitas...
Besos,
D.

Mac said...

Briseño, eres un culero por exhibir así a tu sobrino.

(JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!)

Anonymous said...

escribir por escribir

Anonymous said...

anonimo:

¡¡¡la porra te saluda!!!

J. Briseño

José Antonio said...

Está chulo el chamaco

La del moño colorado said...

Pobre niño le acabas de destruir la vida.. Pfff!

Por cierto me dio miedo la risa.. q macabra a la bestia

Anonymous said...

Está lindo el Santi. Un beso desde aquí para el pequeño y seguramente te odiará cuando delante de su novia o sus cuates saques a colación la existencia de este video
ja ja ja ja ja

Ale Benitez

Toño said...

Concuerdo...al niño no le gustará ser ventaneado con este instrumento... pero al final creo q le gustará y la risa macabra es apta pa pelicula mexicana con adal ramones -chafachafa-.

Y eso q no es la mejor actuación del buen S, creo falló el apuntador.

Aburr.

Toño said...

Concuerdo...al niño no le gustará ser ventaneado con este instrumento... pero al final creo q le gustará y la risa macabra es apta pa pelicula mexicana con adal ramones -chafachafa-.

Y eso q no es la mejor actuación del buen S, creo falló el apuntador.

Aburr.