Wednesday, February 11, 2009

Las piedras rodantes

Nunca he sido fan de los Rolling Stones. No sé por qué, sólo sé que no lo soy. O no lo era hasta hoy.

Fui a ver Shine a Light. Hay quien dice que es un "documental" sobre los Rolling Stones, pero tiene de documental lo que yo de supersticioso (o sea, poquito). Se trata nada más de un concierto magníficamente filmado por Martin Scorsese en el Beacon Theater. Y está de poca madre.

Insisto, es esta la opinión de un no-fan, tal vez Nacho Arreguín o alguien acá muy clavado diga 'no maaaa, está rechafa y piterísimo'. Sin embargo, creo no necesitas ser un ultra fan de un grupo para saber si viste un buen concierto o no. Además, las intervenciones de Jack White, Buddy Guy y Christina Aguilera está deliciosa. Digo, están deliciosas.

Y Martin... Martin es un campeón. Porque además de la dinámica del evento, intercala unas imágenes increíbles de la historia de la banda. El resultado, un producto disfrutable para fans, e ideal para captar nuevo mercado como su servilleta.

Mis canciones favoritas del concierto: She was hot y Connection, interpretada por Keith Richards (hay quien no detecta el color distinto del texto normal con el de links, así que para los distraídos: denle a los nombres de las canciones para ir a YouTube).

Así que si les son indiferentes los Stones, vayan vayan vayan y dejen de decir semejante patraña.


Para aflojar el espíritu un rato.

3 comments:

IN PHIDELIO said...

Habrá que checarlo. Atte Inphi que todavía no regresa de su conversación con Gaján en NY. Still fucking dreaming

Itzaminsky said...

El rock murio hace mucho tiempo, el cine no

José Antonio said...

¡Sus Satánicas Majestades! Yeah! (Supongo que aquella aclaración del color para los links fue para los dlatónicos como yo, pero eso sí lo distingo, gracias)