Monday, February 23, 2009

El dúo dinámico

¿No les digo? Estar en La Casa de la Bugambilia ha sido como meterme en el ducto general de los recuerdos. Por diferentes motivos, las memorias han florecido una tras otra para germinar nuevas ramificaciones de vivencias que sólo me provocan orgasmos neuronales.

Ahora pasó lo siguiente: abrí el clóset donde tengo mis cosas, y en una repisa inferior encontré dos joyas de los 80, dos estandartes de quienes fuimos niños clasemedieros en esa década:

Con ustedes, el Fabuloso Fred:


Recuerdo que había chingomil modalidades disponibles este aparato, y también que yo nomás le daba a la Memoria, que era apretar en orden progresivo los botones que te iba indicado el FF (es que era muy chiquito. O muy bruto). Acabo de consultar el teclado del juguetín, y también tenía: Órgano (o sea, se convertía en pianito), Atrápalo! (así, con un signo de admiración), Colores, Maq. musical, Ruleta, Velocidad, Baseball, Invasor, Submarino, Repite +1 y Clave Secreta. De todos esos, sigo acordándome sólo del de Memoria.

Yo jugaba aquí con Toño y su FF. Años después me compraron el mío y jugaba solo, pero no era tan chido ya. Había pasado de moda.

También me encontré el 2-XL:


Según dice un freak en un video de YouTube, salió al mercado de EU en 1978. Si yo lo jugaba de chavito, entonces hablamos de que al menos lo conocí en 1984, y era la novedá. Era realmente fascinante. Yo creo que, con el éxito de StarWars, se plantearon construir un R2-D2 masivo y le dieron justo al clavo.

Le ponías un casetito y te hacía preguntas que había que contestar cierto o falso. Y ya, ése era todo el chiste. Ahora, según el comercial gringo, poco le faltaba para lavar y planchar, llevar a los niños a la escuela y corregirles la tarea. Tampoco...



En los links de dicho comercial, había otras joyas como los primeros comerciales de Nintendo, con los cartuchos de los primeros Mario, Donkey Kong y Pacman, así como el Intellevision, que era como un Nintendo alternativo. Pero según yo, era más para adultos.

Oh nostalgía mía. El Fabuloso Fred y el 2-XL, maravillas de nuestros tiempos, destinadas a sobrevivir en los clósets y en YouTube. Ahora entiendo a Cri Cri cuando escribió sobre la Muñeca Fea y esas canciones horripilantes. 

Espero que el Wii no esté leyendo esto. Pero que ni se ría, que a todos nos llega...


Para quienes alguna vez tuvieron una de estas dos maravillas.

2 comments:

Plaqueta said...

Yo no tuve ninguno de los dos, pero el otro día el Bob y yo estuvimos a punto de adquirir el robot (¡con todo y sus cassettes!) en Tepito, así todo polvoso pero que seguramente aún funcionaba.

No sé por qué no lo compramos.

in phidelio said...

Era mejor el hombre elástico, sin albur,