Monday, June 23, 2008

66.6 %

Me considero un tipo muy afortunado.

Creo que uno tiene de dos sopas en la vida: ser alguien querido o ser alguien no querido (o querido en mucha menor medida). Pero aun en el costal de los queridos, está el subgrupo de las personas que no identifican el cariño que se les da (o, que se hacen de la vista gorda para sufrirle de a gratis). Saber reconocer ese fluyo de sentimientos es tan importante como tener quien los emane hacia uno.

Estos son días de reflexión. En general, este año ha sido una montaña rusa. Un día, a principio de 2008, se me ocurrió decir ‘caray, como que mi vida es muy plana’. Y tómala barbón, el carrito no se detiene. Uno suele desear el fin del vértigo cuando ya está arriba, y cuando te bajas invariablemente uno se pregunta… ¿nos volvemos a formar?

Las emociones son intrínsecas al ser humano. Y cuando las cosas no salen bien, cada quien (me incluyo, claro) se suele remontar a su pasado para revisar dónde estuvo el error, o coloquialmente, checar quién pisó la caca. Pero creo que es una pifia tremenda. El punto es ver al futuro… o a lo mucho, echarle un ojito al presente. Es que es pura estadística: hay tres tiempos disponibles, y el 66.6% de ellos es la parte sobre la cual podemos hacer cambios. Y, pinches humanos, nos empeñamos en ir al restante 33%.

Hablando del pasado, echándome un clavadín, siempre encuentro errores, pero nada más le escarvo tantito más y ahí está el acierto: mi papá es un tipo sumamente mediocre y a mi hermano y a mí no nos peló ni la cáscara del plátano, pero en sus años de lucidez me concedió algo de tiempo para enseñarme a leer y escribir antes de lo normal (se agradece). Mi abuelo era un hijo de la chingada para insultar, pegaba donde más dolía. Pero me heredó su habilidad narrativa, su capacidad para bromear y un bonche de mancuernillas y corbatas que no tienen madre. Con eso. Mi mamá es una histérica y a veces se pasa de lanza, pero es mi mamá (y no tuya, ña ña ña ña).

Así que si por sus sienes rondan las ganas de deprimirse, sólo denle una hora, piénsele sabroso, y listo, a ver una comedia romántica o algo así. Ninguna pena vale tanto como para invertirle más de 60 minutos. Neto.

Y otro consejo: háganme caso, está comprobado.


Para… hoy sí que no sé. Para mí, porque creo que nunca me había tocado.

10 comments:

IN PHIDELIO said...

Justo ayer platicamos un poco de esto. Fue por msn y quizá eso siempre limita, pero está claro que la vida es como dices. Uno nunca está conforme. De hecho, parece que la mayoría se conforma con estar inconforme. Es el estado más repetitivo en el ser humano.

Buenos porcentajes los que manejas. Aunque hay quienes se empeñan en invertirle todo cuando les queda el 5% de vida.

fa* said...

la vida es buena, pero siempre puede ser MEJOR... yo siempre busco lo mejor... y tu?

José Antonio said...

Te tiraste al diván muy cabrón y efectivamente sí eres alguien muy querido.

PD. Me pareció encontrar entre líneas una referencia a Meliendres en el primer párrafo.

Mac said...

Técnicamente el presente es imperceptible, es un instante de tiempo que se esfuma de inmediato, aunque paradójicamente, es el punto cronológico en el que vivimos.

Coincido contigo, la retrospectiva no es buena en exceso, aunque sí necesaria.

Mareada said...

Es importante analizarnos y tratar de ver cómo vivimos para poder crecer. Se me hace irrelevante analizar lo que no hicimos para poder llegar.
El más importante hallazgo de mi vida...vivir,vivir,vivir y disfrutar cada instante del presente para no tener que detenernos en el pasado y dejar llegar al futuro, como venga.
Un beso hijo...

Ixchelita said...

Efectivamente eres muy afortunado corazón, habemos muchas personas que no solamente te queremos sino que te respetamos y admiramos.

TE QUIERO LINDO


:D

Sergio said...

¿Acaso te deprimiste recientemente?

Yo creo que sí debemos mirar hacia atrás, si la regué en algo trataré de no cometer la misma pifia, me parece que no es bueno tirar a la basura el pasado. Eso de dedicarle solamente una hora está complicadísimo, depende de cada uno, a lo mejor a algo le puedo dedicar hasta menos tiempo, pero igual otro asunto me dura días o semanas o meses o años.

Un abrazo

David el Terrible said...

Esa Ixchelita te tira el chon o que?

marCHELAS! said...

Y Mareada es tu mama?

Livier said...

Creo que ahora valoro más el pasado que durante los 25 años anteriores. Hoy muero por recordar solamente lo bueno de aquellas personas que me decepcionaron en el último año, pero no he podido, y pa' como van las cosas no creo poder.