Thursday, November 27, 2008

La última cena

Última cena que, realmente, la haré en el trabajo y no acá en el Purgatuá. Lo más seguro es que sea el platillo por excelencia de los últimos meses: "Atún a las prisas" (o Depeche Atún en francés, jaja). Coincidencias de la vida, hoy es Día de Acción de Gracias. Pues... gracias. Caray, ¿por qué se siente feo esta despedida, si no me despido de nadie sino de un departamento? Sabe... 


Para el coco-wash.

5 comments:

Anonymous said...

No te despides de alguien sino de algo que se llama libertad y privacidad...

HMI

David el Terrible said...

Soledad es buena compañía y cuando no está, a veces se le extraña.

Anonymous said...

En el despedirse, yace la esperanza de algo nuevo que vendrá a inquietarte y a llevarte a otros rumbos, a nuevas pasiones.
Aunque siempre permanecerán aquellas cosas que no te pudiste llevar de una despedida y las que no pudiste cumplir.
Es extraño que se te extrañe.

in phidelio said...

Depeche atún, Depeche atún.

Shame on you, fucka.

***linda santurrona*** said...

me mudé hace un par de meses y conozco esa sensación de que algo se acabo, pero ps, ni modo hay que dejar de ser tan aprensivos y aprender a dejar ir las cosas.
Y esperemos que no extrañes el atún a las prisas