Monday, November 24, 2008

Adiós al Purgatorio

Así, bajita la mano, han pasado casi 22 meses (de renta) desde aquel 3 de marzo de 2007, primera noche que dormí en el Purgatorio.

Muchas cosas han cambiado desde entonces: mi hermano ya no vive conmigo, murió mi abuelo, mi chamba cambió y estoy comprometido para casarme en el 2009 (¿ah verdad? jaja, quería ver qué tan truchas andan, no crean todo lo que leen).

El Purgatorio ha visto desfilar de todo, pero de todititito. Un noble hogar. Cómodo, céntrico, amplio, adecuado para mis necesidades. Pero ahora, mientras se acomoda la vida, me iré a un destino temporal, una fina escala rumbo a las ligas mayores. Lo que sucederá en mi "mediano plazo" es una completa incógnita, pero el mañana y el quién sabe... esos siempre están definidos.

Me mudo del Purgas y ahí se quedan muchos recuerdos, buenos y malos. Gritos y sombrerazos con el Sub, arduas lecciones de vida con el muchacho. Viajes memorables con la carnalada, pláticas largas laargas laaaargas, reencuentros y fastidios. Momentos para enmarcar en oro, y otros para tirarlos al excusado (¿escusado?), echarles ácido sulfúrico y jalarle de madrazo.

Pero de todos, tengo un favorito. Hay imágenes tan contundentes que resumen momentos, o vidas, inclusive. Tal vez no tanto por lo que dicen, sino por lo que significan para el que la ve. O por las dos cosas. El caso es que afortunadamente, el instante en que adquirí independencia pudo quedar plasmado. Sin adornos, sin muebles, sin presiones. La síntesis de mi estancia en el Purgatorio. Parafraseando a Radioactivo, un 'fuck everyone else'.


Gracias por todo Purgas, pero ¡¡¡vaaamonos riendo chimueloooo!!!


Para la tía Sara. Sin ella, esto no hubiera sido posible.

3 comments:

in phidelio said...

Me quedé viendo unos segundos la foto del post. Si bien ya lo había hecho, traté de recrear en aquel espacio a la bola de borrachos (por supuesto encabezados por el elegantísimo HMI) del sábado pasado. Chale, qué buen rato, grandes preguntas, buena risa y la confirmación de que las viejas tienen una mente marrana (nos superan por goleada). Aprovechando el obituario del Purgas, reclamo no se nos haya invitado más, siguiendo el veredicto al que el comité de amigos del Chanfle II llegó en dicha velada (conocida como la velada de las bolas de C.R.). ¡No nos vamos a invitar solos, mamador!

De cualquier modo, un agradecimiento por las horas de buena plática y de algunas otras cosas dignas de un mamador como tú.

David el Terrible said...

Yo nunca fui invitado, jejejeje, Sí, me vi mamador, lo admito.

Buena por esa, mi Mickey.

Anonymous said...

Hno...la despedida en resumen paso en un noche todo lo que paso en 22 meses o no ??

felicidades, melancolia, risas, bultos, mamadores, groserias, albures, platicas, sarcasmo, enojos, vicios, netas, juegos, etc...

que se venga lo que tenga que !!

recuerda que en polanquito cuentas con un lugar para pasar fines de semana donde cuentas con Fullham, CTI, agua caliente a presion (jajajaj) hospitalidad libanesa,(gracias Eme), horas de hueva y por supuesto pendejadas del amigos de todos lo niños y un par de niñas (Haishum)

un abrazo a Inphidelius Porter

HMI