Sunday, March 23, 2008

Oda a las chichis

(Con todo respeto)

Gracias. Gracias por ser como son. Gracias por mostrarse, gracias por esconderse. Por entender que son el puntal de toda ofensiva. Y también de toda defensa, porque la mejor defensa es el ataque. Gracias por atacarnos suavemente con el perfume del deseo y por darse a desear con el más cínico de los modales.

Gracias por la sinceridad. Porque no hay dupla que no revele la calentura más escondida. Porque en ustedes no cabe la hipocresía. Porque, contradictoriamente, su intransigencia, su firmeza y su terquedad se traducen en la suavidad del momento a disfrutar. Porque sus bofetadas son caricias que alborotan, embrujos que envenenan. Gracias.

Gracias a la abundancia. A las minuciosas, a las sobrepobladas, a las tersas, a las rugosas. A las que destrozan sin piedad la inviable discreción de quien las admira, y a las que hacen esmerarnos en la búsqueda sensual. Porque con ustedes no hay tamaño que importe y sí actitud que trastorna. Porque un escote bien aprovechado es el pasaporte directo a la locura y el pasadizo secreto a la lujuria.

Porque son perfectas y pesadas. La exquisita herramienta del deseo, la inevitable escala al placer. Y el placer en sí mismo. Porque provocan la guerra y profesan la paz, una paz momentánea, preludio del éxtasis pleno en el que gozamos sin restricción alguna.

Gracias por existir. Y por dotar de parque a sus portadoras, quienes cargan con un peso difícil de adornar, pero fácil de desenfundar. Un arma arrebatadora que desata tragedias y que congela maravillas.

Gracias, simplemente gracias.


Para la inspiración.

8 comments:

in phidelio said...

GRACIAS AL ESCOTE, SIN ÉSTE, NO SERÍAMOS NADA.

Atte: EL BOOBÍVORO ·1.

José Antonio said...

Chichis, tetas, bubis, catrinas (decía mi abuelita), senos (esa no me gusta), pechos (suena como a poema de principios de siglo), mastos (muy del Patas), lolas (dicen los argentinos mochos), biberones, melones, domingas (para los españoles franquistas), pechugas, no importa como se les diga, son simplemente el abrebadero más dulce que dio Dios al hombre.
Se debería instituir el "Día Mundial de la Teta", para rendirle culto a la locura por ellas.

José Antonio said...

abrevadero se escribe con V, con el éxtasis por la chichi me confundí, sorry

Anonymous said...

Vivan las CHICHES!!!!! nomas que acuérdense de que hay tipos de las mismas y las más odiadas por mi, son las que tienen pezón tamaño hot cake jajajaja el siguiente que post que escribas, que sea del tipo de chichis que existen

RSA

sigs said...

De no ser por tu blog, juraría que estás perdido en un mundo extraño aunque parece ser que no estoy tan errada. Probablemente sea el post más bizarro que he leído.
Saludos estimado

Anonymous said...

¡Lavolpismo, lavolpismo, lavolpismo!

Me pongo de pie.


Saludos.

By Cari Boy

l'aldo said...

EXCELENTE... SIMPLEMENTE UN POST EXCELENTE

ABRAZO

Mac said...

De embarazos a chichis... Las hormonas de Chanfle están desatadas!!!