Wednesday, March 19, 2008

I am the seahorse

Alguien ha visto mis sueños. Alguien se lo tomó muy en serio.

--------------

Resulta que en Manhattan existe un tal RYT Hospital, parte del Dwayne Medical Center. Y ahí vive Mr. Lee Mingwei, un artista plástico común y corriente. Con un bebé dentro de él.

Necesito que vayan y vengan. www.malepregnancy.com

Es el primer hombre embarazado en la historia. Injertaron una placenta en su cavidad abdominal, con un embrión en ella. Al principio le inyectaron hormonas femeninas para que aceptara la concepción, y así sucedió. El embarazo marcha viento en popa, no sé cuántos meses lleva. Parece que al menos seis. El riesgo mayor es una hemorragia a gran escala a la hora del nacimiento, vía cesárea… pero el riesgo no es distinto al que tienen todas las mujeres.

----------------

Siempre me ha intrigado algo: ¿por qué las mujeres sienten más ‘suyo’ un hijo con respecto al hombre? Obviamente, está este rollo de que ellas lo trajeron, lo cargaron, ellas lo sufrieron. Pero si hablamos de información técnica… es 50/50. Un esperma, un óvulo. En términos prácticos, es como si me pongo de acuerdo con una mujer, pedimos un pizza, quedamos en que yo voy por ella, y sólo por eso considero que la pizza es más mía que de ella. Entiendo este asunto de la pertenencia. Del mayor mérito que se le atribuye al del mayor esfuerzo en una tárea de objetivo común. Pero, no es como que los hombres tengamos elección. 

No pretendo ofender a ninguna mujer, lectora o no lectora. Es simplemente una intriga. Siempre me ha atraído más la idea de tener un hijo que la de casarme, sin que desprecie lo segundo. No lo sé, tal vez es que la patética labor de MBB me ha frustrado mucho, tal vez mi hermano es una prueba de cómo podría ser. Pero no comprendo cómo carajos a un padre podría no interesarle su hijo. O a una madre. Aplica igual para ambos lados, es tan probable que exista un padre que una madre valemadrista.

Ver a Mr. Lee es impactante. Con lo visual se rompe la barrera imaginativa. Leí en uno de los links que el hipocampo es el único miembro del reino animal cuyo macho engendra las crías. Y los hipocampos, ¿desdeñarán también a sus hembras y consideran a sus hijos más suyos? Habría que preguntarles.

---------------------

Pero bueno, de nada sirve este debate. Mr. Lee no existe, es una bufonada de alguien muy imaginativo. De alguien que se enteró de mis sueños. De alguien que se lo tomó muy en serio.


Para mentes abiertas.

10 comments:

Jorge said...

Aguas con estos posts, no vaya a salir alguien de la comunidad blogera que quiera ofrecerse para hacerte el hijo!!!
Tristemente, yo sé de muchos casos, en que padre y madre por igual se desentienden de su progenia, por lo que, para mí, no hay nada maravilloso en traer más seres vivos a este sobrepoblado planeta.

IN PHIDELIO said...

Tema polémico. He escuchado ambos puntos de vista y viniendo de boca de las propias mujeres: unas dicen que es 50/50, otras que un hijo es "más de ellas". Concuerdo con la primera.

Se me figura un fenómeno como sucede con la liberación femenina. La adaptan a lo que ellas creen. Una puede con todo, pero otras piensan que no se debe perder la caballerosidad.

Anonymous said...

Uff, qué tema Bri, qué temaaaaaa!!!

Seguro que vas a crear polémica e indudablemente habrá posturas totaliarias.

Nada más puedo comentar que mi hijo es tan mío como de su mamá, y punto. He dicho.

Un abrazo

By Carni Boy

Liv said...

Voy 50/50, abajo el feminismo!

Anonymous said...

super de acuerdo con inphidelio

Anonymous said...

se me cortó el comentario pero iba a decir que tiene razón inphidelio cuando dice que las mujeres ponen a su conveniencia la liberacion. es lo que les conviene

David el Terrible said...

cuándo han oido a un niño que cuente con sus dos padres y q diga: "yo soy más de mi mamá o quiero más a mi mamá y en segundo lugar a mi papá????".

los niños aman a quienes los cuidan. lo que pasa es q hay mujeres a las que les encanta adjudicarse eso,sobretodo las que son madres solteras.

el tener una mamá soltera tampoco es eleccion del niño.

José Antonio said...

Mis hijos son lo mejor que me ha pasado en la vida, no cambiaría un ápice de ninguno de ellos, jamás los dejaría, ni los despreciaría, no son míos, son de ellos mismos y a quien quieran será porque se lo merezcan. Un padre que deja a un hijo es la excepción que confirma una regla, una pena... por él, nada más.

Anonymous said...

En defensa del sentimiento arrebatado de las mujeres: después de las vomitadas, el dolor en las ingles, las estrías y las contracciones, claro que hay un sentido posesivo-heróico del vástago.

Pero eso no tiene nada que ver con la paternidad o la maternidad. Uno tiene hijos, no bebés. Y los hijos te sacan toda la ternura, la entrega y la esperanza con la misma intensidad que te sacan tus peores temores, tus fantasmas y tus debilidades.

Hay personas que pueden lidiar con ese reto y otras francamente ineptas para ello. Ahi estará su capacidad y su derecho de ser padres o madres, no en el acto biológico del embarazo.

Además, los hijos son, en sí, permanentes, de manera que creas un vínculo indisoluble entre madre, padre e hijo, aunque el divorcio o la muerte se interpongan. Una vez más, hay quienes les queda claro y a quienes no. Ejemplos sobran.

Qué interesante que fantasees en un hijo, aquel que pondrá a prueba toda tu hombría y removerá tu relación con tu padre, cualquiera que ésta sea. Esos son dolores...

Ixchelita said...

Creo que todo radica en los nueve meses de embarazo y en el parto... el hombre está ajeno, por más que lo intente y tenga la buena voluntad no es lo mismo.

Luego las cosas cambian y considero que el chiste es que los dos lo consideren su hijo 100%, no a medias.