Wednesday, March 05, 2008

El sueño húmedo (When Dream & Day Unite)

El primer click se dio en una alberca en Cuernavaca, y yo estaba mojado. Digo el primer click, no el primer contacto. Ése fue en otro lado, no recuerdo dónde. Y por supuesto, no me gustó... tan es así que no me acuerdo (ni que fuera Bunbury). Me refiero al chispazo, a la química, al quítatequítatequeaitevoy, al ¡Click! Ése, ése mero fue en una alberca y ni si quiera sabía su nombre.

La tonadita era pegajosa. Medio rock, medio taquillera, medio ruda. Conquistadora. Y yo, germen de inseguridad social, abstemio de amistades de confianza, capullo de caprichos afectivos, lo u.n.i.c.o. que quería era embonar. Pero, cómo hacerlo sin comulgar con el gusto musical generalizado. Y es que por más que intentaba cacharlo, no podía. El ritmo era muy rápido, intenso y complejo para mí, descendiente directo del cancionero Picot. Pero vino el click y todo cambió.

La culpable fue Innocence Faded, pero yo no supe el nombre de la primera rola que me gustó de Dream Theater sino hasta mucho después. Porque al principio me movió y me lo callé. Hasta horas después, en plática directa en la sala de la casa de Cuerna con el Capi y el Gordo, los dos a los que les tenía confianza, fue que me atreví a decirles: ‘Oigan, cuál es esa canción del grupo ése que les gusta, que va así como…

Taaaaa ra ra raaaaaa raaaaaaaa
(Iiiiiiiii no sens feeeeei deeeeeed)

Y los otros burros (que seguro hoy no se acuerdan del pasaje), ¿¿¿¿Cuál???? Repetí la móndriga tonadita lo más parecida a lo que recordaba. Fueron unas 15, 16 veces. Y el Gordo, aaaaaah, ¿No es Innocence Faded? ¡A huevo, Innocence Faded, sí cuadra! Verga, pues qué chingón que te gusta.

Listo. Ahí empezó todo. Mi gusto por Dream Theater y mi amistad con una bola de barbajanes con los que me sigo viendo cada pinche fin de semana. Un paralelismo necesario.

Y digo necesario no porque Dream me guste a huevo. Hoy ya no. Hoy los disfruto, los deshebro (¿está bien escrito? Está ‘hebra’ pero no ‘deshebrar’ en el diccionario), los investigo, los venero. Aunque no en el plano musical, porque Fredy, Nabil y JuanDani son músicos du nascimento, creo que en las curiosidades, en el rubro de lo oculto entre el chisme y el interné, ahí sí me clavé más que ellos. Con el Scenes From a Memory, el mejor álbum de Dream hasta el momento, me aventé el concierto en DVD comentado por ellos (los integrantes del grupo pues). Y resulta que respetan al pie de la letra la condición obligatoria del rock progresivo: cuentan una historia de principio a fin (The Who, Pink Floyd). Y sé muchas cosas que mis cuates no saben, y que por un poco de hueva no me pondré a contar aquí en su totalidad. Pero aquí van unos detalles coquetos:

- Dream Theater sacó su tercer álbum en vivo con el título Live Scenes From New York justito el martes 11 de septiembre del 2001. En la primera distribución que partió a todo el mundo días antes, el disco tenía en la portada (jaja, ¿por qué no?) una manzana con las Torres Gemelas en medio, rodeadas por una corona de espinas y fuego en ellas. Toma paloma. La banda salió a deslindarse de inmediato de la espantosa coincidencia y redistribuyó discos con una portada light. Y bueno, yo sí alcancé a comprar el disco de la portada incendiaria. Ande putos.

- Los Timberwolves de Minnesota y los Spurs de San Antonio de la NBA usan Metrópolis Part I como rola para presentar sus alineaciones (sí sí, como los Toros con Alan Parsons Project, yiagh). 

- Como los gueyes ya son ejemplares padres de familia y está cabrón arrullar bebés a tamborazo limpio, cuando graban álbum de estudio se encierran y no ven a sus familias. Y según dicen, les afloran los monstruos que traen dentro. De hecho, Dark Eternal Night trata de vampiros y la chingada.

Bueno, el caso es que Dream viene a México el 29 de abril (Auditorio Nacional). Y cada que eso sucede, me recuerda que desde el 2000 mantengo un culto a su armonía escandalosa, ésa que me ha ayudado a mantener la cordura en momentos críticos, que ha musicalizado tantos viajes y traslados, pero que sobre todo, me obsequió la credencial a un grupo de amigos cuya fidelidad tengo tatuada en la frente.

Dream! Dream! DREAM!


Para Portnoy, Petrucci, Myung, LaBrie y Rudess, grandes sobre los grandes. Y Dominici, Moore y Sherenian, con su porcentaje de mérito. Y al G9, claro está.

4 comments:

Anonymous said...

Dream rules!!!!! Innocence Faded también fue mi primer rola mano!!! y espero que en este vuelvan a tocar Me-tropoli Me-tropoli, que en el 2000 cuando abrieron el concierto con esa uffffffffffffff the National Auditorium Rumbled

RSA

Mac said...

Pon la foto de la portada de las Torres Gemelas!!!

José Antonio said...

Me voy a ganar el repudio popular pero, a pesar de que me considro un melómano y un conocedor de cierto pelaje de rock sobre todo del metal clásico, progresivo o en general del que creo vale la pena, no conozco prácticamente nada de Dream. Mal, muy mal, de hecho no hay una canción que reconozca a la primera o que sepa su nombre: un neófito hecho y derecho. Por lo tanto, luego de leer el apasionado post me dispuse a alfabetizarme en el tema, con la única herramienta que tenía a la mano, el youtube. Hice la búsqueda de "Dream Theater Metropolis" y me salió esto http://www.youtube.com/watch?v=w4ids4rOegI que intuyo es un concierto en el Budokan de Tokio... mmmm suena bien, pero mis primeras impresiones de villamelón me condenarán ante los fans from hell. Empiezo, primero me parece que son más miembros que la Arrolladora Banda Limón, caray sólo les falta la doble batería como a 38 special. Segundo, para que me odien más: ¡Dos vocalistas!, irremediablemente se me hicieron como Pedro Malo y Jorge Bueno en Dos Tipos de Cuidado, pero con la diferencia de que uno de ellos es igualito a Joe Pesci... sigo, investigo un poco y veo que en ese video se juntaron varios actuales y ex miembros y luego veo a John Petrucci y Mike Portnoy, que son grandes y que andaban con el G3.
Pues sí este grupo lo he tenido frente a mis narices mucho tiempo y siendo fan de Queensryche, Malmsteen, Vinnie Moore, McAlpine y Satriani, es imperdonable que no los conociera.
De nuevo va la disculpa por las primeras impresiones fallidas, pero las dejé porque la neta sí las pensé, no quiero hacerme el conocedor de algo que para nada sabía.

in phidelio said...

Dream es cool