Friday, March 28, 2008

Me tomaron el pelo...

… y le metieron tijera bien cabrón.


Fue a consciencia, sin apuesta de por medio y por voluntad propia. Ya tenía ganas de darle cranalalacrán. La última vez que eso sucedió de manera radical fue en el lejano verano del 2005. Aquella vez, crudo y desesperado en Venecia, Anaid tuzó y tuzó con unas tijeritas e hizo una obra de arte con mi pelo. Y toda obra de arte conlleva incomprensión, en este caso, de parte mía al ver bultitos de mi mata y pelotes disparejos.

A partir de ahí creció el distintivo bucle. Y el bucle creó arraigo, y el arraigo creó miedo en el cambio de look. Y siempre había admirado a quienes jugaban con su apariencia sin temerle al cambio, como Rubén Barragán. Y más o menos lo había hecho al raparme algunas veces, al intentar la barba James Hetfield o al aplicar el peinado quesooaxaqueño en la secu.

Pero bueno, fueron casi tres años de bucles y ya estuvo sabroso. Van (fueron) pa’fuera. Ya volverán a crecer. Y si no, pus ya veré qué hago.

Seguramente ustedes no, pero yo sí los voy a extrañar. Se formaron para la foto.



Para Sandrite, que me va a matar cuando me vea.

6 comments:

in phidelio said...

Como va..., sin pensarla, ¿eso es cabello? o es vello púbico de orangután. Y la foto de arriba seguro de MP. Mirada de matón.

Muy bien, "Tío Jorge".

Akinogal said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Chanfle II said...

Antes de que digan que censuré y la chingada, informo que lo que borré fue un puto comment de virus. Ches mamadores virtuales.

Anonymous said...

siempre borras, ya no te cree nadie

José Antonio said...

Todo fuera como el cabello, que vuelve a crecer, o no, pero no duele, no mata... dímelo a mí

La reina de la vacación said...

Ay eres un copion de lo piiior, nomás ves que la moda europea es el pelo corto y ahí vas...
Ju