Monday, September 18, 2006

Saludar o no saludar

Seinfeld es una de mis cinco series de televisión favoritas. Y después de mucho analizarlo, estoy en desacuerdo cuando se dice que es un programa "about nothing". Si se tratara de ponerle una etiqueta, yo diría que Seinfeld es una serie sobre las pequeñas grandes pendejadas que definen nuestras vidas.

En un capítulo de dicha serie, tan meticulosamente analizada por Toño mi primo (asegura haber visto TODOS los capítulos), se plantea el dilema de saludar o no saludar a la gente con la que te topas durante todo el día (les dije, una pequeña gran pendejada que define nuestras vidas). Jerry se gana la animadversión de todos los inquilinos de su edificio porque un día decide que no saludaría de beso a las mujeres, y que ignoraría a algunos hombres (obviamente previo cruce de circunstancias).

Saludar o no saludar es una decisión que se toma en milésimas de segundo. Y el problema no es con los súper brothers a los que a huevo saludas, ni con los ignorados a los que jamás pelas. El conflicto viene con las personas que entran en el grupo cuyo rango es de "me caes bien a secas" a "apenitas te soporto".

Piénsenlo. ¿Cuánta gente entra en ese mega grupo? Y hagas lo que hagas, elijas saludar o no saludar, tu acto tiene consecuencias. Desde con el guey de intendencia, al que podrías o no decirle 'Buenos días". Qué tal si por vil hueva decides no decir 'Buenos días', y ese día este hermano está de humorcito y te aplica la del chicle masticado.

Ésa está muy burda (aunque podría ser real), pero otro ejemplo de disertación es el AllMighty Messenger. En potencia hay un montón de personas a las que podrías saludar, pero a diario eliges platicar únicamente con un selecto grupillo de chorchers (viene de chorcha). Sin embargo, no falta que hieres sensibilidades (ask me) cuando no saludas a alguien, y seguramente alguien también te ofende al no responder tu ventana.

¿Bajo qué criterio elegimos saludar o no saludar? En mi caso es meramente impulsivo. Hay días en que mi sonrisa es Colgate, mi ánimo es como de Juan Pablo II (el hombre más saludado del Siglo XX) y decido que todos merecen saludillo, al menos un hola. Pero hay otras en que no quiero saludar ni a mi conciencia y ahí sí no hay quién me pare.

¿Porqué el debralle del saludo? Porque definitivamente sí es una pequeña gran pendejada que te puede cambiar la vida. Pero sobre todo, porque en mi casa imparten la Maestría en Saludar sin importar cuántas veces lo hayas hecho previamente en el día (Algún día haré un post sobre mi casa, es surreal). Y mi abuela se ofende si cuando termina el día no he cumplido mi cuota de 5.8 saludos diarios. Mientras, yo me empeño en bajar el promedio por mi salud mental.

Y ya no les digo adiós, porque ésas son letras de otro postal. Digo, costal.


Para Karol, ejemplo de un paciente saludador profesional.

9 comments:

W.J. Porter said...

Conclusión a la que llegué hace un tiempo. La red social se compone en grados. Tus amigos del alma son primer grado. Los primeros grados de tus primeros grados, así como algunos amigos menos cercanos son segundos grados. Después viene los terceros grados, como la novia del amigo de tu primo. A eso no tienes por qué darles los buenos días.
Nada como ir caminando ir ver aproximándose a alguien que te mata de hueva saludar. Este "no te ve" y se sigue de largo. De hecho, le dio la misma hueva que a tí y se hizo pendejo como tú.

l'aldo said...

la solución más sencilla, es no saludar y que te salude quien de verdad te quiera saludar... buena tarde mi estimado

Anonymous said...

Get out and find out the info on Fitness Club to improve your life!

Anonymous said...

Cuando no quieres saludar es mejor ahorrártelo, lo lindo es cuando saludas con ganas y como no me gusta hacerlo, escucho música mientras camino por la calle y me cuento chistes, la gente cree que una loca anda suelta. Ya en casa es otra cosa...

Ciao

Anonymous said...

Also, they are lighter and can be used around plants which prefer somewhat
acid content in the soil composition. It has a very
strong odor that will take your breath away. Cardboard mulch is very uncommon in Los Angeles, California and
other parts of the country.

Also visit my website; mulching

Anonymous said...

A lot of people will state that more than 20,000 coffee
houses are found in Cairo. This means that your Egyptian cotton sheets will be much softer to sleep on
than your ordinary cotton sheets. To publicize her
thoughts in America, El Saadawi examines how each media institution is funded and whose interests are represented before
she agrees to an interview. Do you have any of your own experiences to share with readers from all over the Christian community.

Easter Island's 'why' question hasn't been satisfactorily answered yet IMHO.


Also visit my website; egyptian newspapers

Anonymous said...

There are so many ways to use brick, block, slabs, rocks, gravel and other stone formations.

Now repeat the process by mining and dropping simultaneously.
Gold is a platinum widely adorned and also highly valued globally.

Anonymous said...

When applied in cool, wet weather, it can cause
burning of the leaves and the russeting of fruit.
Blotches or tunnels usually mean your plant has leaf miners.
This will give them time to acclimate to their new environment, avoiding
stress and shock often associated with transplanting, ensuring a healthy start.


My website - scalp

Anonymous said...

http://paleodietrecipesbook.net/
http://howtoloseweightfastindays.com
http://purelivinghcg.com/
http://getlaid2night.us/male-enhancement
http://getlaid2night.us/penis-pump