Wednesday, September 13, 2006

I'm your villain

Hay veces en que gritas, brincas, bailas, manoteas como enajenado, te pones como un auténtico desquiciado y alteras tu estado de ánimo para parecer mono selvático... y aún así, no es suficiente.
Eso pasó con Franz Ferdinand. Esos cuatro tarados son la garantía del delirio, del 'te mueves porque te mueves', son como los Juanga's escoceses (no por lo puñal sino por cómo contagian el ánimo). Dudo mucho que alguien haya salido del Auditorio Nacional sin tararear una rola, aun siendo de lyrics desconocidos, o al menos sin comentar algo positivo de FF. Además, ese detalle de juntar a cuatro pelados con penacho, de esos que silban, bailan y le pegan a un tamborcito en los altos de la Ciudad para ponerlos en la parte final del concierto, fue realmente un gran acierto. En pocas palabras, salve oh Franz Ferdinand, nuevos reyes de mis gustos musicales (Perdóname Bono, perdóname).
Y no es que U2 se haya salido de mis preferencias, pero FF apareció como un sorprendente villano que necesitó muy poco tiempo para prenderme de pies a cabeza (1:25 hrs.), es más, en tres cancioncitas ya me tenían loquito. Los escucho una vez, y otra y otra y otra, y no me aburro. Y mientras no me aburran, los seguiré escuchando. He dicho.


Para aquellos que censuran el messenger, centro de intercambio de valiosa información (y de promoción de U.N.I.C.O.)

1 comment:

Ana said...

Y bueno que la compañía que tuviste... excelente!!
Malditos aquellos que prohiben el uso de messenger en las oficinas, los odio!!
Mr. Banana cake lover rocks!!