Thursday, July 27, 2006

El dilema de Chuchito

Vamos a jugar Corre GC Corre en su versión cibernética-chanflesca-posmoderna. Si contestas correctamente, te ganas una patada en los cohones con el traje de GC puesto como caparazón. ¿Va?

Chuchito va a la agencia de viajes y compra un... viaje. Dicho evento es dentro de un mes. La pregunta es: ¿Qué es lo que más disfruta Chuchito?

a) La espera a que suceda ese viaje, la emoción, la cosquillita, el ritual de preparación, etc.
b) El tiempo que dura el viaje en sí mismo, digamos, desde que se trepa al avión para pasar una semana en Chiconcuac y de regreso.
c) El recuerdo del viaje que fue maravilloso, alucinante, fantasioso. Todo eso que queda en la memoria.

Sustituyan a Chuchito por cualquier de ustedes. Cambien Chiconcuac por Europa o Disneylandia. Respondan por favor. (Se levanta una votación cuya urna será la sección de comentarios, que dejaré abierta pa'que luego no digan que no hay ganador).

Ése es uno de los grandes dilemas que jamás he podido resolver, y empiezo a pensar que es porque no hay respuesta. En teoría, el viaje debería ser la opción indiscutible, pero piensen en las reuniones para planear el viaje, o bien, en las pedas posteriores para evocarlo y reir al respecto. Tough enough.

La mamuca pregunta viene a la ocasión porque aquí empieza la cuenta regresiva para un viaje a Cancún (¡ahuevoputos!) con mi carnal el Cocodrilo (pregúntenle por qué). Y estoy tan loquito por irme que ya volvió a mi mente tan confusa cuestión.

Espero no quitarles mucho tiempo de sus ociosas mentes para discernir tal problema. Y si les da hueva contestar, pues qué huevones, o mejor dicho celosos, seguro ustedes no viajan. Ahí la dejo de tarea.


Para el presidente municipal de Chiconcuac. Publicidad gratis en U.N.I.C.O.

9 comments:

Xun said...

pues seguro que el viaje... ya te veo acá sin marca personal disfrutando del lugar y de su flora y FAUNA. Tirititito que abre. Saludos desde Barcelona, disfrutando del viaje.

El regreso también es bueno, sobre todo cuando el viaje fue malo, siempre hay algo que contar.

jose briseño said...

pues seguro que las dos ultimas se llevan el primer lugar, no sabria decidirme por uno de ellos ya q aun sigo disfrutando el revivir todos aquellos momentos mundialistas una y otra vez con toda la banda, pero jamas olvidare el sentimiento de estar pisando tierras mundialistas!!!!

suerte en cancun matador, ahora si q este viaje es tuyo tuyo tuyo y no lo puedes dejar ir!!!!!

Hurgo said...

creo que necesita de cierta distancia histórica, hacia delante o hacia atrás. Me quedo con "la previa"... siempre el encanto de lo aún no visto.

wj porter said...

Siempre he deseado una patada en las gonada con una botarga.
La respuesta es complicada. La parte más emocionante es la A ya que en ese momento tienes las cosquillitas, la expectativa y la diarrea de nervios. El viaje en sí está cargado de locas aventuras por lo que no tiene madre, pero lo que más acabas disfrutando es el eterno recuerdo de todas las estupideces que hiciste.

MH said...

Hay una palabra muy mexicana que se llama "chincual". Eso es lo que más disfruto de los viajes, en todas sus etapas. Digamos que me quedo con la travesía y la nostalgia. Mis preparativos son pura imaginación y mucho freak con la empacada.

Que lo disfrutes!!

MaJaDeRiA said...

El viaje, de todas formas, uno siempre disfruta mas el viaje, asi lo venga a reconocer hasta mucho tiempo despues.

Saludos

l'aldo said...

mi estimado yo le paso una distinta y muy personal... a mi lo que más me gusta es el aereopuerto y la llegada al destino, es rico ese sabor de sentirte en camino... lo demás viene de sobra (ejem ejem... octubre... barcelona... jejeje)

Ruy Feben said...

En las sabias palabras de Caso: 50% es vivirlo y 50% contarlo. Claro: uno puede contarlo como vivenca anterior o como referencia futura: contar a dónde piensa uno ir, qué piensa hacer. La cosa es que, al final, vivirlo tiene la mitad, así que ya ni la chaqueta mental. Me quedo con vivirlo.

e. said...

Yo quiero escoger la opción D "All of the above" ...se vale?
Beso, e.