Thursday, June 11, 2009

Deporteismo, mis huevos

Decidí inscribirme al Sport City el día que vi que en la báscula rebasé las tres cifras: 1-0-4. Tó-ma-pu-to.

Había que hacer algo. Jamás me he caracterizado por tener una escultural figura, pero carajo, 104 kilotes sí era un exceso. Era lo más parecido a una botarga del Oso Yogui, pero más pachón. Nada de qué enorgullecerse.

Decidí aguantar el sablazo mensual de la membresía y la simultánea mensualidad. Pero una vez que me convencí de entrar, enfrenté otro problema: ¿qué chingaos iba a hacer en el Sport City? Correr no me gustaba, Spinning me cansaba, Yoga, jajaj, yoga con mi flexibilidad, sí claro... Squash. Opté por el squash.

Todo iba bien hasta que el Carne y el Cacharpo dejaron de pertenecer a la H. institución donde trabajo, y entonces tenía que fletarme a los pedorros que llegan a jugar squash como si fuera la última batalla sobre la Tierra y no soportan que no pases de los 15 en un duelo a 21. Un día uno me dijo...

Naco en el squash: O sea, ¿cuándo me vas a ganar?
Chanfle II: ¿Uh?
Naco en el squash: Sí, ¿cuándo me vas a ganar?
Chanfle II: Pues igual y nunca pinche macuarro de mierda, pero lo pinche nopal y najayote no te lo quitas ni ganando la pinche Copa del Mundo del Squash del Universo, pinche caca de mandril con diarrea...

Bueno... eso no se lo dije, sólo lo pensé, claro está.

Pasé un buen rato sin ir al Sport City porque... ps nomás no había motivación, ni siquiera las chiquits eran suficientes. Hasta que empecé a correr.

Le encontré el gusto a la banda. Al principio me chingaba las rodillas pero luego me acostumbré. Y lo que realmente me servía de distracción era que en la tele estaba Sportscenter, el noticiero deportivo más chingón. Así, yo corría mientras me informaba y a veces hasta escuchaba música al mismo tiempo con los audífonos de Jacobo Zabludovsky.

(Reprise) Todo iba bien hasta que...

Un día, me instalé en mi banda de siempre y en vez de ESPN estaba el Canal de las Estrellas. Había llegado un poco más temprano, así que esperé. Pero pasó el tiempo, los minutos, los kilómetros... y Hoy no se quitaba de la pantalla. En vez de estar viendo Sportscenter, me tenía que zampar a huevo a los retrasados mentales que conducen ese programa, que no entiendo cómo lleva tanto tiempo al aire si, incluso sin audio, puedo comprender que nada más escupen pedos de Satanás durante no sé cuántas horas.

Me fui a quejar con un empleado, y me remitió con el gerente, quien a su vez me remitió con el gerente de gerentes, quien a su vez me mandó con un rey de todos los gerentes posibles, y todos me daban la misma explicación: "s'es que yo lo entiendo señor, pero'sque hay un horario por reglamento y s'que hay gentes (sic sic, se los juro que sic y me purga) que también tienen su mismo derecho señor y s'que pus le cambiamos después del yogass).

Ok... (Chanfle respira profundamente y no encuentra calma en su interior pero el coraje se lo traga).

Ok... Entonces lo que voy a hacer es llegar a las 9, para que mientras caliente, pase el puto del Namasté a torcerse y excitar a las señoras en sus casitas, y luego ya podrán cambiarle a las 9:15 a Sportscenter y yo podré correr, informarme y tal vez escuchar música al mismo tiempo.

No obstante, eso pasó un par de veces y volvimos a caer en la pinche anarquía de los programas para retrasados mentales. Hoy me fleté toda la maldita hora de la programación de Hoy: está Ernesto Laguardia (que alguien le diga que esos cachetes no son naturales), Galilea Montijo y una guera oxigenada (ambas son el oasis en la perdición) y Andrea Legarreta que es un hígado encebollado, e insisto, y eso que no hay volumen.

Luego pasaron resúmenes de la farándula que siempre, SIEMPRE chingadamadre incluyen a William Levy (que se debe estar echando a alguien muy arriba en Televisa porque así que digas qué talentoso no debe ser), Arlette Terán, Maité Perroni (Dios la bendiga), y uno que otro escarabajo de la farándula de Televisa.

El punto en el que mi esófago y mi colón estuvieron a punto de hacerse uno mismo, fue cuando pasaron un pinche resumen de un programa que se hace llamar "Hazme Reír", que debe ser muy malo porque no me reí ni una vez. Y en particular, pusieron una escena de un tropezón, 14 veces, ¡14 coñas veces!

En conclusión: no puedo entender que en Sport City, un gimnasio, que lucra con deportes, de deportistas y para deportistas, no tengo una pinche tele con algo de deportes, y sí un programa donde debaten si estuvo bien que Lucerito le dijera "perra" a Angélica Rivera... o algo así, qué sé yo.

Deporteísimo mis huevos.

O no. Mis huevos pelones.

¿Tengo o no tengo razón?

14 comments:

Anonymous said...

jajajajaj...me hubiera encantado ver y escuchar tu platica con el floor manager osea el gerente de los tuyos, los mios y los de todos.

HMI

Anonymous said...

Jajaja, a hacer Yoga mi querido chanfle, puede q no seas flexible, pero es algo que se adquiere con el tiempo.
Por cierto en SC Santa Fe si pasan sportcenter, vente pa aca...
:)

Anonymous said...

ahora que recuerdo...cuando estas en el SC no ponen el programa de al sabor del Chef...aaaaayaaayaaaaa

La reina de la vacación said...

Toda mi infancia y ore adolescencia tuve proh
ibido ver Melrose Place así que nunca le capté hasta que empecé a ir al SC todos los días a las 7 y ahora no se si me levanto a correr o ver que hará Amanda ja ja ja PS Uy Willíam Levy!! A quien le importa si actúa

La reina de la vacación said...

Toda mi infancia y ore adolescencia tuve proh
ibido ver Melrose Place así que nunca le capté hasta que empecé a ir al SC todos los días a las 7 y ahora no se si me levanto a correr o ver que hará Amanda ja ja ja PS Uy Willíam Levy!! A quien le importa si actúa

Mac said...

Quién es William Levy? Neta, es pregunta.

Miranda Hooker said...

Uy yo me acabo de ganar una membresía del club de un chef que sale en ese programa. Al parecer es el equivalente a un titulo nobiliario y debería sentirme muy honrada, pero no.

Soy de las amas de casa que protestan por los programas dirigidos a mujeres, con contenidos para taradas. Tambien estoy en contra de la cultura de la apariencias del cuerpo, que promueven los gimnasios.

El yoga rulea.

Anonymous said...

ponte a correr en pilares y te ahorras la mensualidad, la inscripcion y a legarreta y demas...

Gabs said...

jajaja te recomiendo las clases de yoga pa q aprendas a ser un poco más flexible y no te den esos retortijones x ver esa basura de programitas jijiji

pacasso said...

"Chanfle II: Pues igual y nunca pinche macuarro de mierda, pero lo pinche nopal y najayote no te lo quitas ni ganando la pinche Copa del Mundo del Squash del Universo, pinche caca de mandril con diarrea..." jojojo... me sigo riendo... y eso que nunca has jugado Raquet con los de Comercial...

Denise said...

En el SC de León, van rolando las teles, lo que es bueno, en una manejan warner, espn o noticias, y la otra es la de mensajes del sc. Creo que ha funcionado, pues te posicionas en la que quieras ver, y al final terminas viendo los 3 programas. Ahora que puedes tomar las caminadoras con tele y ahí ya escojes. Lo que sí está de la burguer es la música, ewwww. Son del año de mi abuelita, y si les dices algo te dicen: es el disco que nos mandan de eureka... preferible sería poner en el SKY el canal de musica tipo movidona para animar, porque con eso no puedo olvidar mis audífonos ni por equivocación.

Aura said...

¡Excelente! Me reí mucho. Lo más chistoso es que tu blog me fue referido por un amigo argentino que, desde su hermoso país, leyó algo que yo escribí, muy parecido a esto, y buscó referencias de sport city para ubicar a qué me refería. Él me mandó tu blog y me voy a poner a curiosear por aquí un rato. Saludos!!

Aura said...

¡Excelente! Lo más curioso es que llegué a tu blog porque un amigo mío, argentino, a quien le reenvié algo que escribí sobre los gyms, buscó "deporteismo", en un afán de entender mejor mi anécdota, y encontró tu blog. Me lo envió y me encantó esta entrada, así que voy a vagar un rato por tu blog. Saludos,

Anonymous said...

Que naco eres