Monday, January 14, 2008

Inteligencia y huevos

Una me sorprende más que la otra (imagínense esto en la supuesta Era “Perdimos la Capacidad de Sorpresa”, definida así sin temor por los comunicólogos universitarios). Sus métodos son tan simples, sus mensajes tan complejos y sus fuentes tan alcanzables como sólidas. Hace falta uno de esos en México, así de agudo, masivo y famoso.

Michael Moore es un excelente periodista. Es el tipo más inteligente que han parido los medios estadounidenses en la última década (después de Noam Chomsky, diría Ferlinguetti). En una época en la que cualquiera es desacreditable (‘ñaaa, ese guey está vendidooo’), el gordito alcanza altos niveles humorísticos con situaciones que de tan terroríficas nos dan risa.

Sicko cortó el listón de mi nuevo DuVD (Bunbury dixit). Y el sentimiento al acabar la película fue el mismo que experimenté cuando empezaron los créditos en Fahrenheit 9/11 (odié que todo el mundo se hizo el interesante al comentarla sólo porque la sobrepromocionaron. Era típico el ‘ñaaa, no está taaan buena’ ¡No maaaa, ¿el guey encueró a medio Washington y no está taaan buena?!). O cuando finalizó Roger and Me (sí, en Estados Unidos hay pobreza extrema). No tanto cuando terminó Bowling for Columbine, porque ahí, en contraste, me dieron un poquito de ganas de llorar (Y luego ví Nemo quesque para relajarme y me salieron con un pececito traumado y paqué quieren).

Sicko está dirigida al pueblo gringo. Pero como mexicano, creo que la conclusión es que no estamos mal en el sistema, sino en la ejecución. O sea, en teoría tenemos un sistema médico al que todo el mundo tiene acceso sin costo ¿no? Y pensiones para el retiro de acuerdo al salario percibido ¿no? Igual que Inglaterra, Canadá, Francia, y al menos en lo primero, que Cuba también ¿noooooo?

El caso es que mientras ellos cuentan con hospitales con instalaciones de primera, médicos con excelentes sueldos y por ende gran disposición para trabajar (¿qué tal el bono por persona que deja de fumar?), medicamentos gratis o con precios homologados, y sobre todo, finanzas sanas… nosotros nos quedamos a mitad del camino. En esencia, tenemos el mismo sistema, pero el nuestro está al borde del colapso. De verdad quisiera entender en qué punto se torció la idea, aunque puedo imaginar que nuestra amiga Corrupción, para no variar, hizo de las suyas. 

Eso sí, en lo que sí estamos igualitos a EU es en el servicio que recibimos de las aseguradoras. Después de dos operaciones de seriedad media en el 2006, ruego no enfermarme con tal de no meterme en el desmadrito del “coaseguro” (pinche palabrita de mierda). Pero después de ver Sicko, creo que los gringos en ese sentido están peor (y nosotros que pensábamos que el futbol era en lo u.n.i.c.o. que les podíamos ganar).

No voy a echarles a perder la movie a los que no la han visto. Lo que quiero es aplaudir un método de investigación periodística tan básico como efectivo (Olallo Rubio intentó algo similar y se quedó bieeeeen cortito). Hace mucho que no decía esta frase, pero quiero ser como él (tal vez no tan gordo). Porque para abrirle los ojos a la mid class gringa, tan sumergida en el americanismo (no el de Roca), con base en sus propios problemas, a punta de ejemplos, y sin temor de pegarle a quien se cruce en el camino, se requieren inteligencia y huevos. 


Para Martina y el huecote que dejó en Cruz Blanca.

8 comments:

Ixchelita said...

En efecto, el sistema mexicano está a dos pasos del colapso.

Triste... muy triste, pero lo más lamentable es que todos nosotros, o la gran mayoría, hemos empujado a México al barranco.

Aun cuando suene como un choro mareador, es necesario que todos pongamos nuestro granito y cambiemos nuestra forma de vida, que nos importe el vecino, que nos importe el futuro, que nos importe nuestro país.

Así que manos a la obra... pues hay mucho trabajo.

in phidelio said...

Ser congruente es lo más difícil cuando viene el asunto de ponerse las pilas en muchos temas del País. No caer en contradicciones es el punto, vivir conforme a lo que uno dice. Y del final.... uta, sin palabras, no sé qué decir. Grandes vivencias.

Mac said...

Ya te imagino haciendo todo un ritual para la primera película de tu nuevo "DuVD"

José Antonio said...

Cien por ciento de acuerdo, Michael Moore es un chingón con triple CH, porque vivir en Estados Unidos y gozar de su sistema e ideología y ser capaz de abrir los ojos y decir: estamos muy mal, no lo ha hecho mucha gente. Hay que recordar que el maestro salió de una fábrica de Chrysler en un pueblo de Michhigan llamado Flint, que desapareció cuando la armadora cerró y se fue a abrir una fábrica en México, eso te crea conciencia, conciencia social, compromiso con el que no conozco, eso es el periodismo en esencia. Aplaudo tus gustos cinematográficos y espero que un día me prestes Sicko y por ahí Fahrenheit, no seas marro.

e. said...

Yo no voy a decir otra cosa mas que: EL IMSS ES UN SUFRIMIENTO!!! Lleno de trámites burocráticos estúpidos y cientos de personas enfermas, lastimadas, etc. que tienen que hacer horas y horas de cola para TODO y tienen que ir como tres o cuatro veces por semana para trámites de todo tipo (y luego además, ir al banco)... UN SUFRIMIENTO!!! Eso es lo que es... El año pasado me incapacitaron 38 días. Pesadilla.

Tip para el lector de u.n.i.c.o.: si está afiliado al IMSS, vaya cuanto antes a darse de alta en su clínica y sacar el CARNÉ!!! Porque si en algún momento, con alguna urgencia o a medio embarazo, necesita ir a que lo atiendan o lo incapaciten o lo admitan a urgencias por una, ejem, urgencia... pues no le van a poder hacer caso si no tiene el CARNÉ!!! Mejor hagan ESA cola, estando sanos... también saquen la credencial hipermoderna... hagan caso...

Besos, e.

Anonymous said...

QUE VIVA EL DR. SIMI...JAJAJAJA

ANTE UN SERVICIO MEDICO PRIVADO CARO Y UNO PUBLICA BASTANTE MALO, EL DR. SIMI ES UNA VIA PARA LOS QUE NO ESTAS NI AQUI NI ALLA (TITULO DE UNA DE LAS PELICULAS DE TU TIA MARIA CONCEPCION PETRONILA MEJOR CONOCIDA COMO LA "INDIA MARIA")

HMI

Plaqueta said...

A mí me divertía ir al Seguro cuando no tenía nada que hacer. Ahora ni de broma perdería mi tiempo yendo a esas citas con doctores que no saben ni el 0.2% que Google. Uy, pero el otro día se me ocurrió un proyecto bien interesante y Michaelmooresco para probar la ignoracnia de los docs del seguro. Luego te cuento. Ay, ójalai tuviera yo más tiempo.

Mareada said...

Hueco en mi corazón...en verdad que gracias por la dedicatoria a una hermosa niña...valió la pena quererla tanto...