Friday, January 11, 2008

DVD

Esta semana dejó de funcionar el DVD que me obsequiaron hace tres años en mi cumpleaños. Y me entró una angustia generacional: ¿es que acaso los aparatos tecnológicos están destinados a vivir menos que un ciclo olímpico?

Porque piénsenlo bien. La Betamax dorada de casa de sus abuelos (o papás, según sea el caso), la VHS, en una de ésas hasta el tocadiscos... en todos esos aparatos se invertían grandes cantidades para componerlos, y por lo mismo, o tal vez por la propia naturaleza de los mismos, duraban y duraban y duraban y muchos tal vez siguen en la casa con o sin funcionamiento regular.

¿Ahora qué? ¿Alguien se va a aventar el tiro de componer el láser de un DVD cuando comprar uno nuevo te cuesta 600 lovaro? Por supuesto que no. ¿Y entonces qué hacemos con esos DVD's? ¿Dónde los tiro? (Ésa realmente es una pregunta, ¿alguien sabe qué hacer con ellos?).

Así como nosotros quedábamos artesanalmente maravillados con los aparatejos de los 70 y 80, dudo que mis hijos (o vuestros hijos) puedan enunciar frases como 'ah no maaaaa, ¿así veían las pelis en tu época?', porque simplemente esos aparatos no durarán, serán desechables, no se guardarán y darán paso a otros más modernos. Igual que ahora, pero la sucesión cada vez será más rápida.

Y aquí vendrán esas frases típicas de primer semestre de Comunicación. 'Aaaaah los DVD's, esos sí que eran chidos'. Justo como aquella respuesta generalizada en una clase de Manuel Gameros en la que para cerrar un debate en el que, para no variar, era yo una inmensa minoría contra todos los demás, se le ocurrió preguntar: ¿Qué prefieren, una salsa hecha en licuadora, o una deliciosa salsa hecha en su molcajetito? ¡El molcajeeeeeeteeeeeeeeeee! (Les apuesto que 80 por ciento de los hogares de aquellos individuos no tenían molcajete y el 45 por ciento de ellos ni siquiera había tocado uno en su móndriga vida).

Entonces, fui a comprar un DVD nuevo. Me costó 601 pesos y está bien chido. Y para estrenarlo ví Sicko y me acordé lo tanto que admiro a Michael Moore. Pero ése, es otro post (por cierto, el otro día ví a la Nana Goya en un programa. No supo capitalizar su fama como 'el de la Tartamuda')...


Para todos aquellos que me llevaron la contra en discusiones universitarias. Gracias por hacerlo interesante.

6 comments:

in phidelio said...

Se dice "DuVD".

David el Terrible said...

DEJA QUE LOS DVDS DEJEN DE FUNCIONAR EN MENOS DE UN CICLO OLÍMPICO. QUÉ VIEJA DURA CON NOSOTROS MÁS QUE UN INFOEME PRESIDENCIAL????? QUÉ PREFIERES UNA NENA EN MOLCAJETITO, O SEA NEGLIGÉ, O UNA YA TRABAJADITA DE UNA FORMA PÉSIMA, O SEA CON PIJAMA DE FRANELA ("PORQUE AMORCITO, ESTÁ HACIENDO MUCHO FRRIIIIIIIO").

BAHHHH!!, PATRAÑAS.

MaJaDeRiA said...

Jejeje, yo también se lo que son las clases de Manuel Gameros....jejejeje

Plaqueta said...

Y yo que te iba a ofrecer uno que yo tengo ahí que compré por accidente, marca Mitsui, multiregión. Ni pedo.

Esas discusiones eran la onda. Los "jóvenes" diciendo que todo tiempo pasado fue mejor. ¡Cabrón, defiende tus pinches salsas de Tetra Pak!

José Antonio said...

Acabo de regalar una tele Sony Trinitron que tenía 15 años conmigo, la pobre ya era más coqueta que una gorda solterona en una cantina, se iba la imagen y volvía cada 5 segundos, pero me duró un buen... mi último stereo me había durado menos de tres años, sólo espero que la LG y el Sony Genezi sí lleguen a Londres 2012.

Ixchelita said...

Que mal que no estuvimos juntos en la escuela, nos hubieramos agarrado del chongo toodos los días.