Saturday, January 05, 2008

Clamor desde el fondo de mi alma

Sé que no faltarán los (as) puristas que trinarán la cantaleta de que todo empleo es digno y la chingada. Pero la neta aquí no hablo de dignidad, sino de utilidad. Y no, para responder a la típica pregunta que nace cuando me empiezan a leer o escuchar en este tono, no, no estoy de malas.

Hablo de los organilleros. Los detesto. Me cagan. De verdad, y no sé por dónde empezar. Ya sé no me “hacen nada”. Ya sé que “mejor eso a que roben”. Ya sé que es una “tradición” (tradición de qué…, no sé, pero bueno, así dicen). Ya sé todo eso. El punto es son inútiles, hacen ruido, no tienen razón de existir y menos, mucho menos, estaría dispuesto, nunca jamás, a darles un peso de mi bolsillo (allá ustedes).

En caso de extinción, ¿alguien reclamaría? No. ¿Alguien extrañaría el Cielito Lindo en absurda distorsión? Nooooo. ¿Alguien clamará por aquellos organilleros que tocaban Las Mañanitas en sus cumpleaños? Nooooooooooooo. ¿Alguien apoyaría una manifestación de 134 organilleros haciendo un escándalo bestial en alguna calle del deefe para que les regresen sus "instrumentos"?

Desde el fondo de mi alma... Naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah.

¿Algún organillero (o cilindrero) me hizo algo? No. ¿Traumas de la niñez? No, tampoco. Lo u.n.i.c.o. es que se me hace una reverenda tomada de pelo que un monigote le ande dando vueltas a una palanca para que una cajita suene verdaderamente espantoso, y además, te pida una feria como recompensa.

¡¿Como por quéeeeee?!

En la esquina camellonera de Miguel Laurent y Universidad hay uno que siempre me tengo que fletar por el alto eterno, y antes de emitir algún juicio sobre su falta de mérito, les pregunté si al menos ellos construían la partitura o qué sé yo. Pus noooo, la música ya está hecha, nosotros nomás las ponemos y le giremos. Algo así me dijo. Futs. Además descarados.

Además no entiendo el atuendo. ¿Por qué vestirse como polis de los 40? Y normalmente traen la camisa abierta y enseñan orgullosos la camiseta Trueno, que por lo general, incluye dosquetres bújeros elegantérrimos. Niceeee.

Repito, no traigo nada contra estos carnales, pero es que no pesco el chiste. Ya alguna vez despotriqué en este honorable blog sobre la inutilidad y pestilencia de la red de viene-viene’s y de porqué son el “empleo” más injusto de esta venerable ciudad. Los organilleros no me despiertan esa rabia, sólo se quedan en la indiferencia. Sin embargo, todos los aparatejosesos, tan gonitos que se ven, tan "nuestros" del México “tradicional”, tan ornamentales en el ya de por sí saturado paisaje urbano, por mí los pueden quemar y hacerlos leña para fogata con todo y los sombreros de los ejecutores.

Pero como eso no sucederá y seguirán existiendo organilleros en las esquinas, yo tengo una sencilla solución para mi condena: cerrar ventanas y subirle al volumen.  Yo nomás digo.

¿Quién se une?


Para Jimena y el esfuerzo para comprimir las despedidas a un instante de agradable dolor.

13 comments:

W.J. Porter said...

Yo me uno; me cagan. Estoy tranquila y apáticamente en mi auto en un alto escuchando lo que me da la gana en mi estereo. Y llegan a pedir dinero... A ver: tengo las ventanas cerradas para no escucharte. ¿por qué $#%& de nutria te habría de dar dinero? Hay lugares del mundo en donde en los andenes del metro encuentras músicos interpretando Vivaldi. Y estos pedorros quieren feria por mover la palanaca de una tecnología arcáica. Al diablo la tradición. ¡Que desaparezcan ya!

in phidelio said...

Ahora que recuerdo ese punto de Av. Universidad, recuerdo también a los organilleros. Varias veces he ido con el buen Mikelodeon pajareando en el carro cuando llega ese momento de música no solicitada.

Como nací para joder, la próxima vez que los vea bajaré el vidrio y bajaré el volumen de mi música. Si soy yo el del carro, yo mando, punto.

Mac said...

La verdad yo prefiero darle varo a un organillero en lugar de un limpiaparabrisas, y ni qué decir de los viene-viene... Lo único que sí lamento es que los organillos no reciban mantenimiento alguno.

Alguien me dijo una vez que una de las pocas veces que se quedó como idiota frente a un organillero fue en Viena, que ahí sí son un espectáculo...

Eso sí, mi iPod en el coche nunca desafina, jaja.

LA RUDA DE RUDAS said...

LO QUE ES NO TENER QUE DECIR.

Anonymous said...

Mi querido Brix, creo que ahora sí fuiste netamente contradictorio. Dices que te son indiferentes estos sujetos del cilindro, pero a la vez les dedicas el post, entonces creo que no tiene lógica el asunto. Si de verdad no te importaran jamás habrías hecho referencia a ellos, en realidad creo que sí te cagan pero no quisiste aceptarlo abiertamente.

Te mando un gran abrazo y aprovecho para desearte un feliz 2008. Se te quiere, cabrón!.

By Carni Boy

José Antonio said...

La lista de los oficios "inútiles" es tan amplia y en una de esas hasta la de chismólogo del deporte podría entrar en ella. Hay irremediablemente gente para la que nuestro modus vivendi es absolutamente absurdo e inservible y hasta ocioso. Yo le tengo respeto al organillero, porque efectivametne representa un oficio en desuso, arcaico, pero que si persiste es porque a alguien le gusta. Los DJ's no componen un carajo, ponen la música ahí y la "tocan", y mucha pero mucha gente los sigue, qué bueno, no son mi "shot" pero les reconozco talento. Se necesita talento para ser organillero, no, pero hay que poder cargar los 35 kilos del equipo. Es como los fotógrafos, lo primero que se necesita para ser fotógrafo es poder cargar el equipo. En resumidas cuentas tu post es una muestra más (te va a cagar) de la deshumanización e individualización que vivimos, "mientras coman mis dientes, aunque no coman mis parientes". Dicen que entre más viejo eres más te radicalizas, espero que lo tuyo sea a la inversa.

David el Terrible said...

JEJEJE, ESTÁ DE NO MAMES. ESCRIBES CAGADÓN. YO NO TENGO NADA CONTRA LOS HOMBRES DEL "ÓRGANITO" PERO ES CIERTO QUE NO TIENE MUCHO MERITO. CARGAN ESA COSA PERO ESO QUÉ?'¿??'? YO CARGO CON MIS VIEJAS Y HERMANOS Y NO ME DAN LANA.

Anonymous said...

jajajajajajajajajaj,,,,esta la neta !!!
Valdomero,,, yo si te apoyo ,,,yo creo que a mi si me molestan y no porque hagan "algo" si no por el echo de que uno nos los llama y ahí están,,haciendo ruido, le pides una rola y te dicen no pues esa no la tengo o te tocan otra,,al fin y al cabo todo se oye igual,,,,, de la mier,

Además si mal no recuerdo, la tradición marca al changuito pidiendo la feria,, eso lo pudiera hacer un poco mas divertido,, pero obvio la mentalidad es o como yo o el pinc&$%,,chango

En fin, no creo que nadie los extrañe..

Ixchelita said...

No sea amargo amigo, no pasa nada, algún día lo dejarán de hacer pues estoy segura que no mucha gente les da dinero.

Anonymous said...

Y la indiferencia??

Marjorie Vermont said...

es mas vergonzoso el que se "adueña" de la via publica y vende peliculas piratas o fayuca no?
saludos...

Plaqueta said...

Yo siento que aportan más a la humanidad que yo como copy de publicidad.

MaJaDeRiA said...

Ayyyyyyyyyyy yo apoyo esta idea totalmente. No se han dado cuenta que sonun fastido??. Es decir, siempre van desafinados, pa empezar, o van muy lento, entonces canciones que ya de por si eran tristes, terminan incitando al suicidio...y ADEMAS hay que darles dinero??.
Serio, desde los sacrificios humanos yo no veia una tradicción mexicana que fuera URGENTE acabar.