Thursday, August 31, 2006

La decena mágica

¡Albricias, albricias! (Cómo me encanta decir eso, igual en "enhorabuena", jaja).

Gracias a su estúpidamente valiosa participación, hoy U.N.I.C.O. presenta por primera vez una decena de comentarios en un post. Yo sé que Ruy Feben sutilmente criticó en un mail a quienes se jactan de presumir sus clicks, y tiene mucha razón. Pero aquí no se trata de pregonarlo, sino de hacer una digna mención y un post al respecto.

Como esto de los blogs e internet funciona por la urgente necesidad de interactuar los nos identificamos por algo, haré honor a este valor cibernético. Enseguida, responderé los comentarios de todos aquellos honorabilísimos personajes que tuvieron unos segundos para dejar huella en U.N.I.C.O., de la manera en que se les haya ocurrido. Digamos que será como la sección en que Paco se burlaba de los mandilones acusados por las señoras en los recaditos de Ándale (No te olvidamos Paco, no te olvidamos).

WJP: Cierto es que desde que naciste, nadie más en el mundo podrá ser Wallace. Sería como tener dos Vicentes Fox, imposible. Has determinado al nombre y el nombre te ha determinado. Y de tu decorosa padrotez... cómo insistes en que Dios no nos quiere.

Carro: Mira nada más en qué acabó el debralle, a ver cuándo se te ocurre discutir por una Gertrudis, nunca deja nada bueno... más que ese post.

Aldiux: Si Miguel Angel es más corriente que los barrilitos de piña, entonces tú eres más madridista que Florentino (ah verdad puto?)

PP Trompo: Espero que tu paternidad haya quedado en dos, porque si por ahí sale una chamaquita, te veo muchas ganas de ponerle Mía. No te atrevas.

Mc: ¿Qué dijiste? ¿Saliste limpio? Ja, los Ricardos son como maestros de computación de secundaria, o bien, de instructor de planta del Sport City. Te quiero cabrón.

Eli: Podrás decirme pleonasmo y no hay tos, pero con acento ¡nunca! Próximamente mostraré mi acta de nacimiento, lo prometo.

Feben: Mira que eras, dije eras, una excepción a la regla Rodrigo, pero después de los últimos cables que me llegaron, no sólo estoy en lo correcto, sino que me quedé corto. ¿Y sabes qué?, Bien guey, bien!

Sigs: No quisiera, pero tengo que hacerlo. Jajajajajajajajaja, qué onda con esos nombres, ¿de verdad existen? Vercihentorix es como villano de los Halcones Galácticos y Pomplio, Pomplio seguramente sufrió mucho en secundaria.


Para Vercihentorix y Pomplio, mis respetos.

3 comments:

Mac said...

OK OK OK... eso me gano por hocicón, y más porque me hiciste recordar a mi profesor de compu de secundaria, todo un personaje, "estoy autorizado para levantarles una demanda si le roban la bolita al mouse"... Y es neto, eso dijo, y con toda seriedad.

W.J. Porter said...

JAJAJAJAJAJAJA Mi maestro de computación de prepa se llamaba Ricardo! Nombres que han marcado mi vida: en una lejana colina del Edomex vivía una humilde familia cuyos hijos varones llevaban los nombres Arnulfo y Pompilio. Hace poco ví una lista de nombres que el registro civil calificó de "peculiares". Los mejores (además de los clásicos Masiosare y Usnavy) eran José Supermán, Chespirito y Aspirina.

Anonymous said...

Jajajajajajajajaja y más jajajajajajajajajaja por tu U.N.I.C.O!

Hace tiempo entré invitada por un amigo al que le dedicaste unas palabras de aliento, pero ahora dije: “por qué no, voy a chismear”, y aquí estuve, y no quise irme sin decirte GRACIAS por hacerme reír. Creo que escribes re-lindo, es divertido, todo lo que leí lo imaginé en un monologo chistoso, creo que escribes como hablas o algo así, seguramente soy mala para describirlo... ay ya, me gusta y punto!

Mi madre se llama Hortensia, cosa que no me gusta, y en eso creo que tienes y no tienes la razón, ella es chistosa, me hace reír mucho, es despistada y no baila como seño’, tiene el buen ritmo, pero en las telenovelas las “chachas” se llaman así, ew!, y para rematar mi hermano se llama Jonathan... jajaja! Y el nombre que no recomiendo que le pongan a sus hijas es Livier, porque simplemente quiero ser ÚNICA.

Le vas al Azul, señal de que eres inteligente y punto! Vamos contra las gatitas y muero, no soportaría una derrota, es tan simple: el América me vale madr*s, ODIO A LAS GATAS!

Espero que esta intrusa no te desagrade. . . cuídate!

Atte. Livier