Tuesday, September 23, 2008

Fin de una era

La vida es un rompecabezas de pequeños ciclos. Esos ciclos muchas veces tienen comienzo y fin difusos. Así sucede con la historia. Amo escuchar a los catedráticos cuando decretan el fin de cierta era, o de tal o cual hegemonía. Me fascina cuando alguien detecta esos simbolismos, como el del inicio del siglo XX con el asesinato de Franz Ferdinand (no el de 'well do ya, do you do you wanna', sino el original), y el del fin del mismo con la caída del muro. Cuántos profesores en la Ibero se sentían recontra interesantes cuando proclamaban el banderazo de salida del siglo XXI con el derrumbe de las Torres Gemelas. Tenían razón. El mundo, desde entonces, no es igual.

De la misma forma, la vida de una persona queda delineada poco a poco por diversos eventos. Podría decir, por ejemplo, que mi niñez comenzó con mi fiesta de 3 años (creo que el video de esa fiesta es el más visto por un niño protagonista de la misma fiesta en la historia de los videos de fiestas. Aquello se proyectaba en una Betamax dorada). Acabó el día que salí de primaria. Mi adolescencia arrancó el día que le puse un beso a "La Niña del Pretexto" a los 13 (su mote viene a raíz de que le llegué el viernes antes de salir de vacaciones y me pasé las dos semanas de Semana Santa consensuando con mis primos un pretexto para cortarla, jaja), y finalizó el día en que me rompieron la madre a los 17. Es, by the way, la única vez que me la han partido (también la única vez que me he peleado. Es decir, mi récord está 0-1-0).

Mi juventud empezó el día que entré a la Ibero. Y ésa la podríamos dividir en varias sub-etapas que me da hueva (y pena) desglosar. Esa ya finalizó. La muerte de mi abuelo me convirtió en adulto contemporáneo (Feben dixit).

El 2008 ha sido un torbellino. Propiamente, el 2008 comenzó el 28 de enero (noten numerología), con el último día que pasé con mi abuelo de principio a fin... sin cruzar una sola palabra. Desde entonces ha pasado de todo. Después de aguantar el vendaval, el 2008 ha llegado a su fin. ¿Cuándo? El 15 de septiembre. ¿Por qué? Nos reservamos el derecho de ventilar secretos.

Señores y señoras, lectores y lectoras de cepa, chavitos, mamadores, advenedizos, extraños y demás fauna bloggera: ¡Feliz Año Nuevo! En el calendario de U.N.I.C.O. ya se tachó el último día, y se viene calma tras la tempestad. O no. Lo que sí, es que podemos confirmar el fin de una era. Una era atiborrada de acontecimientos, que se seguirán presentando... pero con un ritmo más cadencioso. I can feel it. Y cuando pase algo relevante, aquí estaremos para anunciarlo.

Hasta pronto.


Para todos los que han coestelarizado episodios de mi vida.

9 comments:

José Antonio said...

Exijo mi regalo de la navidad 2008.

Anonymous said...

de ser así yo el mio de cumple culerooo !!!

Que tienes ?? estas deprimido ??

HMI

In phidelio said...

Estaba pensando en las posibles causas de que el 15 de septiembre haya sido el nuevo turning point.

Mmm, cenamos pozole, empacamos grandes cantidades de tequila, derrotamos a las mujeres claramente en Jenga, mmm, sigo pensando y pensando.

La reina de la vacación said...

jaja la niña del pretexto resultó memorable!! Como olvidar tantos pretextos como: voy a ser sacerdote, tengo 3 hijos, me voy a lanzar para la candidatura por la cañada, etc etc etc... No sé tus razones del nuevo año pero creo que con eso vendrá mi hermanito Briseño Arreguín

Anonymous said...

espero q también sea el final de la era en q no le ganamos al america porq desde q entre a lua univ (ya sali) no he podido festejarles un triunfo animo chanfle

Jose Briseño

Mac said...

Cenar un buen pozole puede ser un excelente motivo para un turning point.

Livier said...

Entonces ya no te invitamos a la fiesta de cumpleaños de Sergio? Es que como es en diciembre...

Sergio said...

¡Feliz año nuevo carnal! Ojalá que para este año que recién comienza ya puedas gozar un triunfo de tu equipo sobre el mío...bueno, no.

pura vida said...

Esto que dices me recuerda la reflexion de un amigo oriental que cuando celebramos su cumpleaños me decia su filosofia al respecto heredada de su padre en la que decia que no necesariamente en un año creces lo que debes o pasa algo relevante que indica el fin de una era o inicio de una nueva en tu vida. Que se debe celebrar cada vez que esto ocurre y no obligatoriamente una vez cada año, esa deberia ser la cuota minima segun mi opinion.

Asi como in phidelio comenta... ese dia estuvo muy bueno y la compañia de lujo...ni k hablar del dream team, mi mejor fiesta en mucho tiempo y primera con tanto tequila, y reconozco la increible pero cierta victoria en jenga...mmm... yo tambien estoy pensando y me causa gran interes saberlo... aunque tambien ese famoso 15 de setiembre resulto ser un dia muy especial e inolvidable.

...seguire pensando...