Friday, April 04, 2008

Amazing cosmic convergence

Horton hears a who. Sin lugar a dudas, mi nueva película animada favorita, desbanca a Finding Nemo. No tengo que analizarlo. Nemo, a su vez, desplazó así de rápido al Jungle Book, con su cachucha de película de niños cuando en verdad era una Odisea disfrazada, pintarrajeada con todo tipo de lecciones en cuanto a las relaciones interpersonales.

Horton me ha cimbrado. Interpretada en inglés por los maestros Carrey y Carrell, es la película con el mensaje filosófico más contundente que recuerdo. Cómo me hubiera servido para cuando estudiaba mi segundo curso de filosofía en la Ibero, cuando no me quedaba claro la diferencia entre racionalismo y empirismo, cuando Descartes acaparaba las dos corrientes (Lost también ha planteado el dilema, incluso dándose el lujo de poner personajes llamados John Locke y Desmond David Hume, empiristas de cepa, en contraste con el master de masters Jack Shepherd, racionalista de corazón -contradictoriamente-).

No es que les vaya a contar la peli (siempre me ha cagado las reseñas que arruinan la emoción), pero sí quiero enfatizar lo importante que es que como mexicanos, y aún más como chilango, vean Horton hears a who (tristemente ahora sólo quedan cines en que la pasan en español).

Y es que... somos bien pinches intolerantes: todos, para todo. El mundo es así es general, pero nosotros rebasamos la media por mucho. Somos incapaces de aplaudir el logro del otro, tenemos una obsesión por sentirnos reconocidos, y otra más por colgarnos la medalla de la razón aun sin tenerla. No escuchamos un carajo, sin importar que cuando utilizamos la oreja con verdadero ahínco, llegamos a puntos altísimos de reflexión. Horton escuchaba, escuchó. Valiéndole madre la tiranía de la de enfrente (la canguro podría ser un político mexicano sin problema alguno, Manlio, Fox, Amlito, el partido es lo de menos).

Más allá de estos paralelismos, Horton trae diálogos memorables, para el recuerdo por sí mismos. La primera vez que se contactan Horton y el Mayor, aaaaaaahhh, qué orgasmo. Mi línea favorita:

"Your whole world fits in my world, we're in the middle of an amazing cosmic convergence!".

El tiempo hace olvidarnos de esas pequeñas grandes preocupaciones que nos aterraban en universidad, o bueno, por lo menos a mí sí me angustiaba un chingo este asunto de la existencia, y de Dios, y de qué somos, y a dónde chingaos vamos cuando todo vale madres en la Tierra, y de qué coños provoca los desastres naturales, el día y la noche, los temblores. ¿Será todo lo que la ciencia nos ha enseñado, o podrá rebasar todo eso el impacto de una fuerza suprema? ¿Pueden ambas teorías convivir en paz?

Todo este debraie lo entenderán mejor si ven a Horton, que además, pinta con una estupenda gracia alternativa la particular perspectiva selvática del creador. En fin, ya vayan ya.


Para el Dr. Seuss, y su caótica concepción del mundo. Nada más cercano a la realidad.

4 comments:

MaJaDeRiA said...

Vaya.....y pensar que a mi la sola idea de la pelicula me daba perezita.

Ok. Ire a verla.

in phidelio said...

Y MIENTRAS TÚ VES ESTAS COSAS ANIMADAS, YO LO ENCUENTRO CADA VEZ MÁS LA GRACIA A LOS ASESINATOS EN EL CINE.

I'M SO FUUUUCKED UP (¿EN QUÉ PELÍCULA SALE ESTA LÍNEA?)

adam brown said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

José Antonio said...

Me sentí totalmente ilustrado, de verdad, aprendí algo con este post y como te dije luego, Jack Sheppard es el nombre de un famoso ladrón inglés del siglo 18 y en Lost sale también un personaje llamado Mikhaiel Bakunin. Los del Dr Seuss es grandioso, parece que escribe para niños pero por eso es tan profundo.