Tuesday, April 22, 2008

Behind the scenes

Y bueno, para cerrar con broche de oro este asunto del Pitufo, les comparto algunas fotos... con una breve pero concisa narración.

1. Pitufo compra acciones en New York. Atiende sus bisnes en la transformación.


2. Pitufo dos caras. Anverso y Reverso. Y cuando llegó la fiesta, ¿qué? ¿nos agarramos el reverso? ¿no? Chaaa...


3. Pitufo siendo perseguido por un perro culero que le mete un sustito de aquellos. Luego se detiene e impone su ley.
 

4. Pitufo dirige el tráfico, aunque no hay un carajo de tráfico en sábado a las 5. Es que juega el Cruz Azul y la gente se acostumbra.


5. Pitufo cruzazulino brinca la riata con tal agilidad digna de hipopótamo en río.


Eso es to, eso es to, eso es todo amigos. No hay más fotos, psss, porque se pierde el chiste.


Para quien en un viaje de aquellos se inventó los Pitufos.

10 comments:

Plaqueta said...

¡Clap clap clap! Pido que me inviten a la fiesta del próximo año.

Ixchelita said...

Una cosa muuyy bieenn!!

De verdad que me sorprendes y me haces reír.

Besos

José Antonio said...

Te voy a escribir un Blues

IN PHIDELIO said...

Buenas facetas del Pitufo, pero prefiero donde bailamos 17 AÑOS con el mamador de Luisma.
Y a la señorita Plaqueta, le digo que sí que se perdió la ochentera. Ahora bien, tiene 6 meses para prepararse para la fiesta de Halloween (esa no es temática).

l'aldo said...

sólo tú... lo peor es que me invitaron a esa fiesta y no pude ir...

Anonymous said...

La mejor es la del pinche perro, qué cagado, le hubieras puesto una pitufipatada! jajajajaja.

Saludos

By Carni Boy

Anonymous said...

Para que veas por qué te saludaban con el claxon...

"los Pitufos tienen reminicencias de los antiguos sermones medievales que nos recuerdan a las almas de los bebés fallecidos sin recibir el sacramento del bautismo. En estas historias, las almas de los bebés se quedaban flotando en el limbo (purgatorio) sin la oportunidad de ir al Cielo debido a que, aún en su inocencia, portaban el Pecado Original heredado de Adán y Eva.

Hay quien dice que los Pitufos son azules porque es precisamente la tonalidad de la piel en los cuerpos de los bebés cuando eran encontrados muertos en sus cunas.

Estas inocentes almas se convierten entonces en la representación de los Pecados Veniales, y los nombres y oficios de los Pitufos se encargan de recordárnoslo: Pitufo Vanidoso (la vanidad es un pecado), Pitufo Gruñón (ser enojón también es pecado), Pitufo Glotón (la gula es un pecado), Pitufo Filósofo (la filosofía es anatema a la teología, y al oponérsele buscando respuestas fuera de los dogmas de la iglesia se convierte en pecado), Pitufo Ingeniero (contravenir el orden de la Naturaleza es pecado también), y así hasta llegar a los 100 Pitufos. Lo único que faltaba en esta pequeña aldea era un Pitufo Sacerdote, ¿cierto?.

El Pitufo líder -o lo más cercano a un pitufo clérigo- era Papá Pitufo, que era el único pitufo adulto (sin bautizar, claro) y que curiosamente practicaba la hechicería (¡pecado!) y vestía ropa roja, como obvia adhesión a Satanás, enemigo del Dios católico.

¿Recuerdan la danza de los Pitufos? Todos se tomaban de la mano mientras cantaban y bailaban en la obscuridad del bosque alrededor de una hoguera, elemento común de muchos ritos paganos. Hay que tener en cuenta que para los cristianos de esa época el Bosque simbolizaba el lado oscuro y salvaje de la naturaleza, en el que habitaban demonios y animales fantásticos, y también representaba la Lujuria.

Si recuerdan, los Pitufos bebés los traía la cigüeña en cada Luna Azul (blue moon), evento que se da una o dos veces al año, y que coincide con las fiestas de la Noche de Gualpurguis (30 de abril) y la Noche de Todos los Santos (30 de octubre), en que los paganos y las brujas se reunían para hacer las fiestas del Sabbat o invocación al Astaroth, el demonio en forma de macho cabrío.

Pero esto se pone mejor: el enemigo jurado de los Pitufos es Gargamel, que si recordamos, vivía en una pequeña torre a la mitad del bosque y vestía una oscura túnica raída. Tenía -o al menos parecía- una calvicie incipiente, aunque puede que se estuviera cortando el cabello de la parte superior de la cabeza como tonsura. A todas señas, Gargamel era un monje Dominico. Si es así, entonces se entiende su odio a los Pitufos (al pecado, pues), sobre todo que los monjes dominicos eran Inquisidores.

Su gato, Azrael, tiene el nombre del ángel de la Venganza y de la Muerte, y que entre sus ocupaciones esta precisamente recolectar las almas de los bebés muertos antes de ser bautizados. Todo esto toma sentido cuando, al final de la serie -o ya para cuando salió la película- nos damos cuenta de que todo esto ocurría en el tiempo de los reyes y los caballeros, o sea, en plena Edad Media.

Aunque al principio la misión de Gargamel y Azrael era atrapar Pitufos para comérselos (al estilo del Coyote y el Correcaminos), al poco tiempo se revela que Gargamel desea atrapar a los Pitufos porque de ellos se podía obtener oro si se les hervía vivos (un método de atrición utilizado por los Inquisidores con frecuencia). Esta es una referencia al ritual hermético de los alquimistas de la transmutación del plomo en oro, que realmente es una alegoría del proceso de convertir los pecados en virtudes".

Tomado de: http://www.magicremembers.com/curiosidades.html

MaJaDeRiA said...

juajaujaujaaaaaa, yo no habia visto esto pero esta INCREIBLE!!.

Y si, lo mejor es el perro

cors said...

¡guaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaau!!!!!

Estuvo de poquisisisisisísima madre tu disfraz, oye.

A mis fiestas pedorras de disfraces todo mundo va así como de vendedor de krispy kreme.

Mac said...

Los Pitufos acaban de cumplir 50 años. Fueron un símbolo de nuestra infancia ochentera y de los debrayes chanflescos del Siglo XXI. Eso es trascender y no pedazos.