Tuesday, August 03, 2010

Este adorno que vuelve a crecer

¡Ah cómo nos encanta poseer! Sentirnos dueños implica sentirnos poderosos. Tener una casa, un boleto invaluable, un coche, o ya cuando muy avorazados o egoístas, una persona. La posesión es nuestro armamento sentimental, constituido por algo o alguien que pretendemos guardar y proteger, al menos hasta conseguir algo mejor... ¿cierto?

Pero no nos sintamos culpables, pues es un ejercicio un tanto inconsciente. Uno trabaja fuerte que conseguir esas posesiones, y la gratificación es constante. Pero hay que tener cuidado, porque si uno abusa, el desgaste de lo que tenemos puede rebasarnos.

El cabello es uno de los artefactos más útiles para la seducción. Las mujeres lo entienden mejor. En el caso de los hombres, el cabello, o la ausencia del mismo, se usa como mero ornamento capilar, cuyo orgullo radica en la escasez o la abundancia.

Desde hace mucho decidí que mi cabello no era tan importante, o al menos no para quitarme horas de sueño como sucedía en la secundaria. Opté por el cambio de look constante, sin importar las consecuencias o barbaridades cometidas con él, refugiado en la fragorosa frase "ps qué, ¿vuelve a crecer, no?".

Así, hace poco decidí raparme en pos de un objetivo mundialista. Sudáfrica ya es otra vez un punto desconocido en el mapa , pero yo mantuvo el rapiñe. Tal vez algún día lo deje crecer de nuevo, para que el buclillé, o lo que quede de él, vuelva al puesto de donde lo quité sin licencia. Lo extraño, pero no tanto. Cada look tiene su chiste. Pero en esencia, con cualquiera se puede hacer payasadas.


A final de cuentas, vuelve a crecer... ¿no? (Ago. 2010 vs. ??? 2007)


Gracias Ana, por la imagen.

7 comments:

La reina de la vacación said...

Qué miedo con esos bucles! mil veces mejor ahora aunque la cara y la expresión sigan siendo las mismas jaja. Pa l'otra hazte un mohawk

In phidelio said...

Por más que uno intente ser fiel a la idea del cabello en el post, la enorme diferencia en la foto la da..... el chicle.

Chanfle II said...

Cuál chicle cabrón! Es un pixel intruso!

Bada said...

yo quisiera raparme... y decolorar lo poco que quede!!! pero corro el riesgo de quedar calva despues de eso...

Miranda Hooker said...

Estoy tratando de encontrar ese post donde advertiste a las féminas sobre los riesgos de transgredir el nicho de gel de tus bucles.

A mí se me hace que estás cambiando de estrategia.

Gallo said...

Mientras Sansón no pierda su fuerza...ADELANTE, total, crece!

Mac said...

Hoy cumplo exactamente 2 años con ese mismo corte de cabello, y puedo decirte que es de las mejores decisiones que he tomado. No he tenido que usar un cepillo desde entonces.