Friday, October 16, 2009

La mordida

No sé si alguno de ustedes sea una de las 127 millones de personas que ya vieron este video:



Todo aquel que tenga un hermano (sanguíneo o no) podrá entender lo que acaba de ver. Entre los hermanos hay una relación de complicidad muy extraña, en la que a veces uno cede y el otro se pasa de tueste, y aunque siempre hay un "guey, te la mamaste", también hay un "ya guey, no es para tanto". Y sus derivados.

En el fondo, la historias de comprensión y perdón entre hermanos son las que deben sobreponerse en la vida, porque los papás se fueron antes, los hijos vienen después y las parejas se van cuando quieren. En el fondo, los hermanos están hechas para estar ahí toda la vida, aunque te muerdan el dedo y se caguen de la risa.


Para el mío.

3 comments:

Mac said...

127 millones más uno.

Miranda Hooker said...

Me gusta el acento tipo Hugh Grant de ese niño.

xXxioO said...

mi hermana me jalaba el pelo
decia que era adoptada
y aun discuto con ella
y seguira siendo mi mejor amigaa