Thursday, July 30, 2009

Oda al abrazo

¿Quién habrá inventado el abrazo? Seguro un pinche genio.

Dedicamos este post a tan efectiva expresión corporal. El abrazo está entre el beso y el saludo de manos. Un punto medio entre afecto y diplomacia. El abrazo común significa "te quiero cerca, pero no tanto". El abrazo mide las dimensiones del cuerpo del otro, su fuerza, su olor y su intensidad. De un abrazo puedes saber muchas cosas de la gente: si le eres indiferente, si te tiene miedo, o si quiere llevarte al rinconcito de las caricias apenas tenga la mínima oportunidad.

Históricamente, he obtenido muchos beneficios a partir del abrazo. Me considero un adicto. Sobre todo cuando la criatura en frente profiere hedores agradables y motivantes. Ándele, un abrazo, cómo no mamita. Acepto abiertamente que so pretexto de microdespedidas, he encontrado resquicios fascinantes a partir del abrazo que me han brindado glorias duraderas. Por otro lado, también considero tener un cierto poder de sanación a partir del abrazo, un situaciones que nada tienen que ver con la líbido y sí con muchas personas a quienes he estimado en mayor o menor medida.

Por supuesto, el abrazo en sí tiene diferentes categorías y matices:

a) El abrazo mamador chilango: Consta de un apretón de manos que sirve de impulso para el choque de hombros cruzadito, breve, de intensidad media, que rebota para culminar en otro apretón de manos culerón. Sirve en fiestas de "conocidos" a los que realmente no les tienes el menor cuidado, pero a huevo tienes que fingir que te gusto verlos. O también para ocasiones en los que sí te da gusto, y hay que cumplir con un protocolo de afectos mesurados.

b) El abrazo buscador: Es aquel abrazo que pretende demostrar que hay algo más... que sólo besos. Diseñado para hombres bienaventurados que no le tienen miedo al amorrrr, pero también utilizado por damitas que no le temen a la propuesta corporal. En el caso del hombre, consta de una aproximación muy cercana, preferentemente se coloca un pie en medio de los dos pies del objetivo a abrazar, se desliza una mano en lo que viene siendo la zona superior al cinturón y cuando se tiene bien prenzado el cuerpoacuerpo se deja el croncheo al gusto, dependiendo de la urgencia o la calentura que se tenga. En el caso de la fémina, el arma será la mano que se tienda alrededor del cuello, y que toque finamente el cuello o cabello del individuo buscador. En caso de combinarse los dos elementos, tomando en cuenta el croncheo, puede desatarse la furia de titanes o lo que es lo mismo, la hora ya vas que chutas (Boticuá, no te olvidamos).

c) El abrazo familiar: Es aquel que se provee en las reunioncillas de la manada propia, y que igual se puede otorgar a la tía Rubirenda que a la prima Pandirrosa que lleva 234970 años de nadadenada. Es un abrazo neutro, digamos. El eje principal es el vértice ubicado contiguo al codo, y ahí es donde se concentrará la fuerza de la expresión. Porque desde ese punto se puede controlar el resto del cuerpo y evitar contactos no deseados. Normalmente viene seguido de un "ay tía cuánto tiempo sin verte".

d) El abrazo del borracho. Como su nombre lo indica, es aquel que es brindado por una persona no-en su sano juicio. Es sumamente desagradable, pues está condimentado por un apeste muy gacho procedente del hocico del borracho, y como éste está torpedo (torpe y pedo), no mide las distancias que debe haber con respecto a la burbuja espacial del otro. Ahora bien, si se trata de una damita, ahí depende del abrazador si desea convertir un abrazo del borracho en un abrazo buscador, siendo éste más fácil de dar por las condiciones del ambiente. El riesgo de esto último puede tener consecuencias desastrosas. Abrace bajo su propio riesgo.

Y así. Por cierto, muchas veces he escuchado teorías dichas por un autor que nunca nadie se acuerda, que el hombre necesita nosecuántos abrazos para llenar su cuota de cariño diaria. Pues yo no sé. Pero como sea, yo sí les sugiero que abracen por doquier (ver categorías arriba) y no sean marros a la hora de repartirlos. No soy doctor de nada, pero se siente chido.

Ustedes den sin fijarse a quién.


Para justificar esos abrazos ganadores a lo largo de la historia.

5 comments:

humantree said...

Pos abrazotes!

Bianca said...

A mí, no es que me guste, pero creo que el abrazo de las condolencias es muy bonito porque como que la gente te quiere transmitir su apoyo con el cuerpo, ya que las palabras, o sobran o no alcanzan.

MFR said...

Si, yo opino igual... y que tal cuando es de eso abrazos tímidos... como chiquitos donde las dos partes no sabían si abrazar o no y resulta que al final hasta se pone chinita la piel... son buenos no???. Un abrazo! ja

La reina de la vacación said...

AYYYYY! y yo que te quiero dar abrazos y me sales con un qué tal! jajajaja...
Los abrazos son lo más chido y me considero una abrazadora en potencia, de cualquier tipo, salvo cuando el "tío" manchado con el abrazo quiere ver "cuanto creciste" arrrgh!

Miranda Hooker said...

Hubo una época de mi vida depresiva donde hubiera dado todo lo que tenía por un abrazo sincero y de larga duración. Tardó tanto en llegar que cada contacto humano se hizo el equivalente afectivo a una piedra preciosa.

Desde entonces, sólo abrazo a la gente que quiero genuinamente.